¿Bicicleta elíptica con volante de inercia trasero o delantero?

Si alguna vez has utilizado una bicicleta elíptica en el gimnasio de tu barrio o en el club, probablemente haya sido una elíptica con volante de inercia trasero. Pero las elípticas que acostumbran a ser de uso doméstico tienen normalmente un volante de inercia frontal. Y ahora te preguntarás qué es mejor… ¿una elíptica con volante de inercia trasero o delantero?

Ventajas de las elípticas con volante de inercia trasero

El volante de inercia es el componente principal de cualquier bicicleta elíptica, ya que permite el movimiento de los pedales y los brazos de la máquina. El peso de éste suele ser muy importante, ya que cuanto más pesado sea el volante, más fluido será el movimiento y, por tanto, mejor el rendimiento de la máquina. El peso también afecta en la durabilidad de la elíptica: los volantes más pesados aseguran un mayor tiempo de vida útil de una máquina elíptica. Te recomendamos que busques una elíptica que, como mínimo, tenga un volante de 9 kg.

La mayoría de expertos en máquinas de gimnasios coinciden en que una elíptica con volante de inercia trasero es preferible a uno frontal. En primer lugar, el volante trasero ayuda a proporcionar un verdadero movimiento elíptico, con un patrón de elipse correcto. Además, estas elípticas tienen pedales que se corresponden más a la longitud de zancada del usuario.

En segundo lugar, las elípticas con volante trasero ayudan a mantener una posición más centrada encima de la máquina, mientras que con las de volante delantero la tendencia es inclinarse hacia delante. No obstante, gracias a los avances técnicos y las mejoras en biomecánica, podemos encontrar elípticas con volante delantero que permiten realizar el ejercicio en una postura óptima y sin causar molestias.

Bicicletas elipticas con volante de inercia delantero o trasero

Si estás acostumbrado a usar la elíptica del gimnasio y de golpe pruebas una elíptica con volante de inercia frontal, es muy posible que experimentes una sensación incómoda por falta de costumbre y por el tipo de pedales no articulados que tienen. Si bien es cierto que existen elípticas con volantes frontales mucho más cómodas que trazan el mismo movimiento que las de volante de inercia trasero, es menos frecuentes encontrarlas.

También nos encontramos con que es más difícil realizar un entrenamiento de alta intensidad con elípticas de volante frontal en comparación con las que tienen volantes traseros. Pero a pesar de estos detalles, son muchos los fabricantes que han optado por presentar modelos con volantes de inercia situados en los diferentes extremos de la máquina, como Life Fitness, Octane, Vision Fitness o Precor.

Finalmente, y no por ello menos importante, las elípticas con volante trasero tienen menos partes mecánicas en movimiento, lo que significa que menos piezas requerirán de mantenimiento y revisión periódica.

Un aspecto que hay que tener en cuenta es que la fabricación de elípticas con volantes traseros es mucho más costosa, lo que se traduce en precios de mercado un tanto prohibitivos para quien pretende montar un gimnasio en casa.

Ventajas de las elípticas con volante de inercia delantero o frontal

Las elípticas con volante de inercia delantero también tienen ventajas como, por ejemplo, proporciona seguridad, estabilidad y toda la funcionalidad sin ocupar mucho espacio. Y muchas elípticas de este tipo son plegables incluso, para ocupa aún menos espacio.

Pero antes de comprar una elíptica de volante delantero, pruébala lo suficiente, ya que algunos modelos que circulan por el mercado de elípticas de uso doméstico resultan completamente incómodos para usuarios de más estatura, al no poderse regular la altura de los pedales o la longitud de zancada.

Otro detalle que tienes que tener en cuenta es que muchas de estas máquinas con volante frontal, con el paso del tiempo y a causa del desgaste, empiezan a chirriar y a hacer ruidos molestos que interfieren con nuestro entrenamiento.

Bicicleta eliptica con volante de inercia delantero o frontal

Para presupuestos reducidos

Si no deseas invertir demasiado en tu bicicleta elíptica, la única alternativa será optar por una elíptica con volante frontal. De ser así, asegúrate de que sea una elíptica con pedales articulados y que, al probarla, te resulte cómoda como para pasarte horas y horas al mes encima de ella. Y es que si te compras una máquina poco confortable acabará siendo un trasto más ocupado sitio en tu casa.

Así que prueba y elige la máquina que más te guste y más cómoda te resulte, con un volante lo más pesado posible. De esta forma conseguirás que te proporcione un entrenamiento intenso y vigoroso.

Lo que se comenta en Facebook