Los mejores ejercicios para espalda: un entrenamiento completo

shutterstock 114510577
¡Valora este artículo!
[Total: 1 Media: 5]

La espalda no es solo una de las partes del cuerpo más grandes y fuertes, sino que también es una de las zonas más complejas debido a la serie de músculos interconectados que la forman. Es por eso que dividimos la espalda en cuatro regiones principales: dorsal superior y exterior, dorsal inferior, espalda media y espalda baja. Cada área requiere una estimulación específica a través de diferentes ejercicios, así que miraremos los dos mejores para cada una de las cuatro.

Con el “menú” que presentaremos a continuación, puedes personalizarte tu propio entrenamiento seleccionando un ejercicio para cada área, para conformar una rutina completa para espalda. Si notas que hay una zona a la que le cuesta más avanzar, también puedes incluir ejercicios adicionales para reforzar esa área más rezagada. En definitiva se trata de entender qué ejercicios trabajan cada zona, para tener la capacidad de construir una espalda con la forma (normalmente, espalda en V), el grosor y el ancho que desees.

Beneficios de ejercitar la espalda

Los ejercicios para la espalda son esenciales para mejorar la salud y prevenir lesiones. La espalda es una de las partes del cuerpo más utilizadas en nuestra vida diaria, y es importante mantenerla fuerte y flexible. Los ejercicios para la espalda pueden ayudar a aliviar el dolor de espalda, mejorar la postura, aumentar la flexibilidad y fortalecer los músculos de la espalda. Además, el fortalecimiento de la espalda también puede ayudar a prevenir lesiones y mejorar el rendimiento en deportes y actividades físicas.

Entre los ejercicios para espalda más recomendados se encuentran el remo con barra, el curl de bíceps con barra, el press de banca y el curl de bíceps con mancuernas. Estos ejercicios son ideales para fortalecer los músculos de la espalda y mejorar la postura. Es importante recordar siempre hacer un calentamiento adecuado antes de realizar cualquier ejercicio y seguir una rutina de ejercicios para espalda regularmente para obtener los mejores resultados. Entrenar la espalda es una excelente manera de cuidar tu salud y prevenir lesiones.

Los mejores ejercicios de espalda en casa

Los ejercicios para la espalda en casa son una excelente forma de fortalecer y tonificar los músculos de la espalda sin la necesidad de ir al gimnasio. Estos ejercicios son fáciles de realizar y se pueden adaptar a cualquier nivel de habilidad física. A continuación, se presentan algunos ejercicios para la espalda en casa que pueden ayudar a aliviar el dolor y mejorar la postura:

  • Extensiones de espalda: Para realizar este ejercicio, colócate de rodillas en el suelo y pon las manos detrás de la cabeza. A continuación, levanta el pecho hacia el techo mientras mantienes los codos hacia atrás. Mantén esta posición durante unos segundos antes de volver a la posición inicial.
  • Remo con banda elástica: Para este ejercicio, necesitarás una banda elástica. Siéntate con las piernas estiradas y sujeta la banda con ambas manos. A continuación, estira los brazos hacia delante, manteniendo los codos cerca del cuerpo. Regresa a la posición inicial y repite el ejercicio.
  • Escalera con rodillas: Para este ejercicio, colócate de rodillas en el suelo con las manos detrás de la cabeza. A continuación, levanta una rodilla hacia el pecho mientras levantas el hombro opuesto hacia la rodilla. Vuelve a la posición inicial y repite el ejercicio con la otra pierna.
  • Estiramientos de la columna vertebral: Para este ejercicio, siéntate en el suelo con las piernas estiradas frente a ti. A continuación, inclina el cuerpo hacia adelante y alcanza tus dedos de los pies. Mantén esta posición durante unos segundos antes de volver a la posición inicial.
  • Extensiones de columna vertebral: Para este ejercicio, colócate boca abajo en el suelo con las manos detrás de la cabeza. A continuación, levanta el pecho y las piernas del suelo al mismo tiempo. Mantén esta posición durante unos segundos antes de volver a la posición inicial.

Es importante recordar que al realizar estos ejercicios es importante hacerlos de forma correcta, para evitar lesiones, es recomendable realizarlos bajo la supervisión de un profesional o un entrenador personal. Realizando los ejercicios de forma regular y consistente, se puede mejorar significativamente la fuerza y flexibilidad de la espalda, así como aliviar el dolor y mejorar la postura. Además, combinando estos ejercicios con una dieta saludable y un estilo de vida activo, se pueden obtener resultados aún mejores.

Sin embargo, es crucial tener en cuenta que cada persona es diferente y puede tener diferentes necesidades y limitaciones físicas. Por lo tanto, es importante consultar con un médico o un fisioterapeuta antes de comenzar cualquier programa de ejercicios para la espalda en casa. Esto es especialmente relevante si se tiene dolor crónico de espalda o si se ha sufrido una lesión reciente.

En resumen, los ejercicios para la espalda en casa son una excelente forma de fortalecer y tonificar los músculos de la espalda. Sin embargo, es crucial ejecutarlos de forma correcta y bajo supervisión, y adaptarlos a las necesidades y limitaciones individuales. Al combinar estos ejercicios con una dieta saludable y un estilo de vida activo, se pueden obtener resultados significativos para mejorar la salud y bienestar de la espalda.

 

Los mejores ejercicios para la espalda

ejercicios-para-la-espalda-infografia

Como pequeña anotación, añadimos que los ejercicios que se incluyen en esta guía no aíslan, sino que enfatizan ciertas áreas de la musculatura de la espalda.

Área 1 – Dorsal superior/exterior

Haz movimientos en los que utilices un agarre ancho —por lo general, una anchura superior a la de los hombros—, con la que podamos desarrollar una espalda en V. Acostumbra a hacer los ejercicios tomando un ángulo por encima de la cabeza, o en perpendicular al cuerpo.
Los mejores ejercicios: dominadas y remo encorvado con barra, ambos ejercicios con agarre ancho.

Dominadas con agarre ancho

Dominadas con agarre ancho

  • Sujeta la barra con un agarre en pronación. Extienda completamente los brazos y relaje los hombros para estirar los dorsales en la posición inferior.
  • A medida que subes, mentén los codos hacia los lados y ayúdate con ellos para subirte a ti mismo mientras se contraen los dorsales.
  • Intenta subir lo más alto posible para estimular los dorsales plenamente.
  • Si no logras elevarte del todo, considera buscar la ayuda de un compañero o una máquina asistida para hacer dominadas.

Para añadir dificultad y eficacia, aprieta los omóplatos cuando estás colgando con los brazos completamente extendidos.

Remo encorvado con barra

Remo encorvado con barra

  • No te pongas sobre un banco o una plataforma para aumentar el rango de movimientos; es más probable que encorves la parte baja de la espalda. Si necesitas una mayor amplitud de movimiento, usa platos más pequeños para acercarte más al suelo, en lugar de tartar de mantener el equilibrio subido a un banco.
  • Utilizar un agarre mayor que la anchura de los hombros te permitirá mantener los codos hacia los lados y tirar hacia atrás lo máximo posible para una contracción completa.
  • Mantén las rodillas flexionadas y la postura de remo encorvado durante todo el ejercicio. Es fácil perder la postura cuando se levantan pesos pesados, pero en cualquier caso, también se están sumando al movimiento otros músculos que funcionan de ayudantes auxiliares.

Para un ejercicio más intenso, intenta llevar la barra hasta los abdominales superiores en cada elevación.

Área 2 – Dorsal inferior

Para trabajar con más énfasis el área del dorsal inferior, utiliza un agarre estrecho e invertido para las dominadas y pulldowns. Uno de los pocos movimientos para trabajar dorsales en conjunto es el pulldown con brazo estirado.

Los mejores ejercicios: pulldown con agarre invertido y pulldown con brazo estirado.

Pulldown con agarre invertido

Ejercicios para trabajar dorsales

  • Con las palmas de la mano mirando hacia la cara, coge la barra a un ancho similar a la distancia entre los hombros. Esta postura nos permite llevar los codos hacia atrás, lo más lejos posible, estimulando al máximo los músculos de la espalda.
  • Mantén el torso erguido, haciendo sólo un ligero arco en la espalda cuando se extienden completamente los brazos en la parte superior del movimiento. El pecho acompaña a la espalda en ese ligero encorvamiento, pero cuando llevamos la barra al pecho, lo sacamos para concentrar más tensión en los músculos de la espalda.
  • Tira los codos tan atrás y abajo como puedas hasta que la barra se aproxime a los pectorales superiores. Aprieta los omóplatos en el punto de máxima contracción.

Pulldown con brazo estirado

Pulldown con brazo estirado

  • Coge la barra horizontal encima de la cabeza, de pie, y lo suficientemente lejos como para poder mantener los brazos completamente estirados durante todo el movimiento hasta abajo (apenas flexionando ligeramente los codos).
  • Baja la barra con los brazos rectos hasta que ésta toque los muslos. Concéntrate en sentir el movimiento en los dorsales. Los brazos deben actuar sólo como palancas.
  • El movimiento debe realizarse sólo en las articulaciones de los hombros.

Para una óptima estimulación de los dorsales inferiores, no detengas el movimiento una vez toque la barra tus muslos, sino que vuelve a exprimir los dorsales apretando una vez más hacia los muslos.

Área 3 – Espalda media

Para trabajar esta zona, utiliza agarres de remo cerrados y medios, en los que se tira de la barra, mancuernas o mango hacia el abdomen o hacia los lados para lograr una mejor construcción del músculo.

Los mejores ejercicios: remo a un brazo con mancuerna y remo con cable.

Remo a un brazo con mancuerna

Remo a un brazo con mancuerna

  • Inclínate hacia adelante sobre la cintura y coloca la rodilla derecha y la mano derecha sobre un banco plano.
  • Mantén el pie izquierdo en el suelo mientras sostienes la mancuerna con el brazo izquierdo. Deja que el peso cuelgue ligeramente hacia adelantes, con el brazo completamente extendido.
  • Tira de la mancuerna hacia la cadera, manteniendo el codo al lado del cuerpo.
  • Mantén la espalda recta y los abdominales contraídos. Lleva el codo lo más alto que puedas. En la parte superior del movimiento, aprieta omóplatos y luego baja el peso por el mismo camino.
  • Repite este movimiento hasta terminar la serie, y cambia de brazo.

Remo con cable

Remo con polea y empuñaduras cerradas

  • Siéntate con las rodillas ligeramente flexionadas para reducir la presión sobre ellas y mantener un mejor equilibrio.
  • Aunque se podría pensar que inclinando el cuerpo hacia adelante se obtendría un mayor rango de movimiento, mantén el torso erguido, porque de esta forma se trabaja mejor la espalda media, a la vez que se reduce la tensión en la región lumbar.
  • Mantén un ligero arco en la espalda baja en todo momento.
  • Tira los hombros y codos hacia atrás tanto como puedas para que los mangos toquen el abdomen.

Para añadir dificultad al ejercicio, aguanta un segundo o dos en el momento de la máxima contracción, y aprieta omóplatos para una óptima estimulación de los músculos.

Área 4 – Espalda baja

Los ejercicios para trabajar esta área requieren la flexión de la cintura, y no las caderas, ya que con estas estaríamos trabajando glúteos o isquiotibiales, por ejemplo. Se trata de una zona crítica para fortalecer y prevenir así dolores de espalda.

Los mejores ejercicios: extensión de espalda y peso muerto con piernas rígidas.

Extensión de espalda

Extensión de espalda

  • Una vez colocado en el banco para extensión de espalda, cruza los brazos sobre el pecho o detrás de la cabeza (aumenta la dificultad de esta forma). De forma opcional, se puede añadir un disco de peso cerca del pecho para aumentar la intensidad.
  • Lentamente, dobla la cintura todo lo que puedas, curvando la espalda a medida que subes.
  • Contrae los músculos de la espalda baja para levantar el torso hasta la posición inicial. No hagas movimientos demasiado bruscos ni rápidos, y evita llegar demasiado alto, pues la hiperextensión de la espalda no es buena idea.

Ajusta el banco para que las caderas queden perfectamente amoldadas, para evitar de esta forma que se muevan y se concentre la fuerza en los músculos de la espalda baja.

Peso muerto con piernas rígidas

  • A diferencia del peso muerto rumano, aquí la barra se acerca más al suelo, haciendo que trabaje más la espalda baja por el rango de movimiento más amplio.
  • Cuando nos inclinamos hacia adelante doblando la cintura, los glúteos van hacia atrás y permitimos que la barra cuelgue libremente con los brazos extendidos completamente. Las piernas deben estar rectas.
  • Mantén los músculos de la espalda baja involucrados durante todo el descenso.
  • Empuja las caderas hacia adelante mientras te elevas. Ponte de pie sin inclinar la parte superior del cuerpo hacia atrás. La barra debe descansar en la parte superior de los muslos.
  • Concéntrate en hacer fuerza con la espalda y los músculos de la cadera, y no en los brazos cuando se eleva el torso.

A diferencia del peso muerto rumano, permite que la espalda baja se encorve ligeramente cuando te encuentras en la posición inferior del ejercicio.

Plan de entrenamiento

  1. Incluye en tu rutina un ejercicio que trabaje cada área de la espalda.
  2. Para trabajar la masa muscular, haz entre 2 y 3 series de 8-12 repeticiones. Para entrenar la fuerza, trabaja con más peso y series de pocas repeticiones (4-7 repeticiones). Para definición y resistencia muscular, trabaja más ligero de peso y haz series de muchas repeticiones (15-25 repeticiones).

Un entrenamiento que se centra en la construcción de masa muscular del dorsal superior/exterior, pero que igualmente toca todas las zonas de la espalda, sería algo como el siguiente gráfico, que no incluye series de calentamiento. Descansa 1-2 minutos entre cada serie.

 

Área de ejercicio / Foco Series  Repeticiones 
Dominadas (agarre ancho) / Dorsal exterior 3 12, 10, 8 repeticiones
Remo encorvado con barra / Dorsal exterior 3 8, 10, 12 repeticiones
Remo con cable / Espalda media 3 8, 10, 12 repeticiones
Pulldown con agarre invertido / Dorsal inferior 3 12, 10, 8 repeticiones
Extensión de espalda / Espalda baja 3 12, 12, 12 repeticiones

 

No olvides descargar tu infografía gratuita para poder seguir al pie de la letra los mejores ejercicios para un entrenamiento de espalda completo. ¡Manos a la obra!

Lo que se comenta en Facebook


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.