¿Qué es el entrenamiento LISS?

Las prisas, nuestro nivel de vida y el estrés, hace de nuestro tiempo libre algo limitado. La gran variedad de entrenamientos nos llevan a poder maximizar este tiempo tan preciado. Gracias a entrenamientos como el HIIT que hoy en día es tan sonado, es posible ponerte en forma en tiempo record, lo que supone un gran alivio para aquellos que van siempre mirando el reloj. Pero y el entrenamiento LISS?

El significado de este acrónimo no tan escuchado, es la forma contraria al entrenamiento HIIT, el LISS es el cardio de baja intensidad prolongado (conocido en ingles como Low Intensity Steady State). Como su nombre indica es una forma de ejercicio cardiovascular constante, donde debes mantener siempre una intensidad baja pero combinada con un esfuerzo constante.

La creadora de este término es la famosa entrenadora personal y reina de los cambios, Kayla Itsines y su novio Toby. Con esta palabra querían abreviar los términos ejercicio, ritmo cardíaco e intensidad del cardio, y así lo hicieron!

LISS se convierte en el perfecto entrenamiento para bajar de peso, utilizado por los culturistas, modelos de fitness y atletas para reducir el porcentaje de grasa corporal. Al mantener la intensidad baja en aproximadamente el 65% durante largos periodos de tiempo, tu cuerpo utiliza las reservas de grasa. Este tipo de ejercicio se suele realizar de 30 a 60 minutos, dos veces por semana o más.

caminar

Sin embargo, este ejercicio es a veces criticado, ya que te puede provocar una mayor pérdida de masa muscular en comparación con las otras formas de ejercicios cardiovascular utilizados para bajar peso.

En cambio, LISS puede llevarse a cabo con más frecuencia que el entrenamiento de alta intensidad HIIT y además es mucho menos probable que con un entrenamiento de baja intensidad, tengas impactos en tendones, articulaciones, músculos y niveles de energía. Así se evitarán lesiones.

Hay que decir, que algunas personas pueden considerar este tipo de entrenamiento fácil, ya que es menos intenso y no tan exigente físicamente.

Pero lo que hay que tener en cuenta es que muchas personas deben empezar con entrenamientos de baja intensidad para permitir al cuerpo fortalecerse, antes de pasar a entrenamientos más intensos.

Subir escaleras

¿Debes incorporar LISS en tu plan de entrenamiento?

Kayla confirma que si tu objetivo es la pérdida de grasa y peso, “caminar quemará más grasa por calorías en comparación con correr o hacer sprint.”

Con el fin de metabolizar la grasa, “el cuerpo necesita oxígeno, cuanto menor sea la intensidad más oxígeno está disponible para ser utilizado por el cuerpo para descomponer la grasa. Cuando estás haciendo jogging o corriendo, tienes menos oxígeno disponible, por lo que tu cuerpo va a utilizar otras fuentes de energía, como por ejemplo, los carbohidratos.

Si decides hacer ejercicios LISS, aquí te dejamos algunos ejemplos:

  • Caminar rápido o trotar lentamente
  • Caminar en colinas o inclinación en una cinta
  • Natación moderada en una piscina o en el mar
  • Subir escaleras o máquinas escalera
  • Máquina elíptica
  • Máquina de remo
  • Ciclismo continuado o usar una bicicleta estática

Esto no quiere decir que el entrenamiento LISS sea más eficaz en la quema de grasa que HIIT, pero tiene un conjunto de efectos diferentes en el cuerpo! Lo ideal seria combinar el entrenamiento LISS y HIIT en tus rutinas.