Evita estos 11 errores en tus clases de spinning

El spinning es un ejercicio de cardio increíble y estimulante. Además de divertirte, puedes llegar a quemar hasta 500 calorías en una sesión de 45 minutos. Pero aunque parezca súper simple, normalmente se cometen muchos errores. Aquí te explicamos todo lo que debes evitar para no sabotear tu entrenamiento!

Utilizas ropa inadecuada

No lleves nada de algodón, si lo haces estarás sudorosa y repugnante. Sabemos por experiencia que el ambiente de las clases se va calentando y se tiende a sudar mucho. Unos pantalones cortos o unas mallas de ciclismo acolchadas harán que te sientas más cómodo durante la sesión.

No te hidratas lo suficiente

Lleva contigo una botella llena de agua y trata de beber durante la clase entera. Es muy importante tener una buena hidratación durante todo el día, esto te hará sentir mejor contigo misma y estrás cuidando tanto tu cuerpo como tu piel.

chica agua

¿Y esas zapatillas?

Aunque es mejor tener zapatillas de ciclismo, las puedes alternar con otras zapatillas de deporte, pero cuanto más gruesa sea la suela mejor. Las suelas delgadas – como las Nike Frees – te pueden hacer daño cuando el metal del pedal se te clave en el arco del pie. Las zapatillas que tienen tacos dan mucha más fuerza y ayudan al músculo en cada pedalada. Así que, si no tienes un par…¡No sé a qué esperas!

No ajustas la bicicleta

¿Llegas justa a la clase y te pones a la bicicleta tal cual está? Tienes riesgo de lesionarte, si aún no lo has hecho. Teniendo en cuenta la posición de la bici, pues aprovechar todas las ventajas de la clase de ciclismo y minimizar el riesgo de lesiones. Vé unos minutos antes – 15 si eres nuevo – para ajustar correctamente la bici. A continuación te dejamos unos consejos para que esté perfectamente posicionada:

  • Ajusta la altura del asiento de manera que tus rodillas estén ligeramente dobladas en la parte inferior del recorrido del pedal.
  • Ajusta la posición del asiento hacia adelante / atrás para que tus brazos estén a una distancia cómoda desde el manillar teniendo los codos ligeramente flexionados.
  • Si eres principiante, comienza con el manillar en una posición relativamente alta. A medida que vayas aumentando la flexibilidad y estés más cómodo encima de la bici, puedes empezar a bajar el manillar hasta llegar aproximadamente a la altura de la silla de montar.

 

¿Te colocas como deberías?

Tienes que ir a tu ritmo, primero aprender los movimientos sentada y a medida que avances ya los podrás hacer de pie. Mantén siempre tu cuerpo bajo control y céntrate en tu forma. Sigue este consejo para realizar la clase perfecta.

 

  • Postura de montar: mantén los hombros hacia abajo, el tronco rígido y mantén la postura fuerte cuando conduzcas. Si estás sentado con los brazos extendidos hacia delante y la espalda encorvada, tienes problemas. Esta posición puede tensar la espalda y causar molestias.

pose spinning

No te mueves lo suficiente

Tenemos que poner hincapié en nuestro estado físico, y acostumbrarnos a hacer abdominales, flexiones y oblicuos a parte del spinning. Es muy importante hacer estos ejercicios ya que se trabaja músculos distintos y por lo tanto beneficia a nuestro cuerpo.

No utilizas resistencia

¡Sube la resistencia de tu bici! De lo contrario, no estarás entrenando nada. Siempre debe haber cierta resistencia en tu bicicleta, e ir aumentando poco a poco.

¡Atención con los pies!

Cuando estés pedaleando, el truquillo es dejar caer el talón moviendo el pie como si estuvieras raspando el barro de tu zapato.

Tus piernas van locas

Montar a alta intensidad sin resistencia es ineficaz en una bicicleta estática (y podría causar graves molestias). En su lugar, prueba de montar a 110 RPM o menos. Si empiezas a rebotar en la silla, aumenta la resistencia. Controlar el ritmo al que te mueves permitirá desarrollar el poder, la fuerza y la resistencia de tus movimientos.

móvil gimnasio

Utilizas el móvil

Aunque algunos gimnasios tienen una política en la que no permiten el uso de los móviles, algunos ciclistas ignoran esta norma. Te recomendamos que dejes el teléfono en la bolsa para que te puedas centrar en la rutina y contigo mismo!

¿Estás olvidando la higiene?

Asegúrate de que tu ropa esté limpia – aunque “huela bien” antes de empezar la clase, el sudor puede reactivar bacterias. Y si quieres oler bien y estar limpio, utiliza siempre desodorante.

Lo que se comenta en Facebook