Conoces la dieta Cetogénica?

dieta cetogénica

Los efectos de las modas, también están muy presentes en el fitness. Tras el creciente interés en “cheatmeals” o comidas trampa, es decir, saltarse la dieta haciendo un día o comida libre y otros tipos de dietas, como por ejemplo la cetogénica, que aparece en numerosos blogs para ayudarte a alcanzar el objetivo Bikini de este verano, el mundo de las dietas se convierte en todo un espectáculo de magia para la solución de los problemas de pérdida de peso. ¿Pero esta dieta tan nombrada y famosa es buena para nosotros?

Nuestro experto en culturismo David Costa creador de la guía de entrenamiento Strong is the New Sexy, explica lo que realmente es esta dieta.

El estado de cetosis

El término de “cetogénico”, hace referencia al estado en el cual el cuerpo esta cuando uno come mayoriamente proteinas y grasas. Y que consumes menos de 50 g de carbo hidratos al dia. Para garantizar su funcionamiento y así producir energía de los alimentos, el cuerpo debe metabolizar los nutrientes de los que dispone. Al degradar lípidos y proteínas para producir energía, el cuerpo va a producir cetonas y es de ahí de donde viene el nombre. Este funcionamiento anormal para el cuerpo porque el cual tiene que funcionar con una mayoridad de carbo hidratos (necesidades del cerebro en carbo glucosa, fisiologia de los esfuerzos y metabolismo de los carbohidratos).

pirámide cetogénica

La cetosis aparece tras un par de días ingiriendo una cantidad mínima de hidratos de carbono (menos de 50g), es ahí cuando todo este proceso comienza. Por lo tanto una dieta cetógenica se traduce como una ingesta extremadamente mínima de carbohidratos y un consumo preferente de grasas.

Está diseñada no sólo para tratar la epilepsia a largo plazo, sino también para el tratamiento de algunos casos de obesidad mórbida, ya que permite una rápida pérdida de peso. Con sus resultados rapidos, esa dieta se extiende más allá del tratamiento médico exponiendo a las personas sanas un riesgo muy grande.

Las consecuencias negativas.

A pesar de la gran cantidad de adaptación del cuerpo a esta situación anormal, este genera residuos nocivos desde el hígado a través del metabolismo de los lípidos para crear energía y a continuación se eliminan los cuerpos cetónicos. Además para asegurar la ingesta de calorías y mantener tu masa muscular, te expones a consumir más proteínas de lo necesario. Por lo tanto, con la dieta cetogénica, se está expuesto a:

  • Acidificación del ph de la sangre, asociando consecuenciaqs como aumento de la inflamación, ralentizando el metabolismo, debilitamiento general del cuerpo, disminución de la síntesis de proteínas
  • Cálculos renales
  • El colesterol alto

colesterol

  • La deshidratación
  • La disminución de la densidad ósea por la acidificación

Por lo tanto, la dieta cetogénica no se recomienda en su forma original. Se puede dar en algunos casos de extrema dificultad, de pérdida de peso y en una versión modificada de cinco días bajando carbohidratos y un día de carga para relanzar el metabolismo. Sin embargo, antes de llegar ahí, lo mejor es seguir bajo los criterios de un profesional y considerar estrategias que conlleven menor riesgo en cuanto a la pérdida de peso.

Soluciones

Como David Costa sugiere en su guía Strong is the New Sexy, partiendo de su “asesoramiento dietético” el cuerpo funciona de manera óptima cuando está en equilibrio. Por tanto, la respuesta a una alimentación cetogénica, responde pues a una voluntad de perder peso rápidamente , adoptando una alimentación equilibrada y hipocalórica (deficitaria en calorías). Para ello se debe hacer respetar unos principios simples:

  • Establecer el consumo de calorías y la cantidad de hidratos de carbono que le permite mantener su peso corporal.
  • Asegurarse de consumir los suficientes alimentos como frutas y verduras para bajar el ph. El famoso zumo de limón estará presente para este propósito.

más frutas y más verduras

  • Observar la cantidad máxima de 2,2g de proteína por kg de peso corporal , si se hace ejercicio intensivo al menos 3 veces por semana.
  • Opta por la calidad de la proteína de los huevos y carne de vacuno.
  • Asegurar una adecuada ingesta de grasas y especialmente de ácidos grasos poliinsaturados (como Omega 3).
  • Mantener la hidratación con aguas mineralizadas.

beber agua

  • Completar la alimentación con BCAA
  • Gestionar vuestra propia actividad física para no cansarse más de lo necesario y arriesgarse a la pérdida de masa muscular.

Puedes obtener la versión demo de la guía Strong is the New Sexy en www.StrongIsTheNewSexy.es

Lo que se comenta en Facebook