6 cosas que debes evitar antes de acostarte

¿Últimamente te cuesta dormir? ¿Das muchas vueltas en la cama hasta que logras dormirte? No dormir las horas necesarias puede conllevar aumento de peso en algunos casos, debilitamiento del sistema inmunológico, en otros, sin hablar de que al día siguiente no rendimos al 100% y nos encontramos cansados durante gran parte del día.

Si estás teniendo problemas constantes para conciliar el sueño o para conseguir dormir del tirón, pon atención a estos consejos, porque es posible que estés haciendo una o algunas de estas 6 cosas antes de ir a la cama.

1. Comer alimentos grasos

Comer alimentos grasos puede causar trastornos de sueños

Los alimentos ricos en grasas no sólo nos hacen sentir débiles a la mañana siguiente, sino que también afectan negativamente durante la noche, exigiéndole al estómago un mayor esfuerzo —esfuerzo de horas y horas incluso—, para digerir toda esa comida, causando malestar que puede dificultar conciliar el sueño. Evita siempre que puedas ingerir comida rápida, frituras, helados, dulces y este tipo de alimentos justo antes de acostarte.

2. Mirar una pantalla

Navegar por Internet o ver una serie o película en el portátil o el iPad en la cama es lo que muchísimas personas hacen antes de cerrar los ojos y envolverse en las sábanas. Pero lo que la mayoría no sabe es que la luz azul que estos dispositivos emiten estimula el cerebro, haciendo que resulte más difícil para el cuerpo descansar, relajarse y sentir que es hora de dormir. Incluso ver nuestro programa favorito de la TV puede costarnos una buena noche de sueño. Si necesitas una actividad antes de dormir, lee un libro tranquilo o haz un poco de meditación.

3. Hacer cardio de forma intensa

Hacer ejercicio con regularidad es la clave para dormir bien por la noche, pero ir al gimnasio a última hora puede no ser la mejor idea. A parte de la necesidad de comer después de la actividad física, se acelera el ritmo cardiaco y los niveles de energía, lo que dificulta al cuerpo y a la mente estabilizarse para poder conciliar el sueño. Para una mejor noche de sueño, intenta acabar tu entrenamiento 3 horas antes de pegar la oreja a la almohada.

Evitar cardio intenso antes de dormir

4. Trabajar hasta tarde

Si tienes que entregar un proyecto al otro día, o preparar una reunión o examen, hacer un poco de trabajo después de cenar puede aliviar tu mente. Sólo procura dejarlo una hora antes de ir a dormir, para darle al cerebro un descanso y evitar acostarte con esa sensación de ansiedad o nervios.

5. Consumir cafeína

Evita consumir cafeína antes de ir a dormir

La cafeína en el café, en el e incluso en el chocolate, es un estimulante que puede mantenerte despierto más tiempo de lo planeado. La cafeína que el cuerpo puede manejar depende de cada uno. Pero una regla que nunca falla es dejar esa última taza de café para un par de horas antes de acostarte (si es que necesitas más que el café de la mañana o el de después de comer). Lo mismo ocurre con el alcohol. Beber una copa de vino o una cerveza cerca de la hora de ir a la cama te impedirá tener una noche de sueño reparadora, incluso aunque te haga dormir rápido.

6. Alteraciones emocionales

Tener una discusión con tu pareja, una pelea telefónica con tu hermano, ver un espectáculo inquietante en la TV o leer una novela de suspense no es exactamente lo que más ayuda a relajarnos antes de dormir. Conviene prevenir sentir nervios, angustia, tristeza y demás emociones fuertes, y sustituirlas por actividades como leer una novela ligera, tomar un baño caliente o hacer algunos ejercicios suaves de estiramiento y relajación en la cama.

 

Lo que se comenta en Facebook