Practicar sexo y deporte: mejor combo de lo que imaginas

dormir-sexo



Muhammad Ali siempre se abstuvo antes de golpear en el ring. Incluso Platón dijo que los Olímpicos deberían evitar el sexo antes de competir. Pero la ciencia sugiere que hacer el acto no te robará energía ni será una distracción durante el kick-off.  De hecho, un orgasmo puede ayudar a combatir dolores musculares en las mujeres, mientras que un incremento de la testosterona podría incluso ayudar a desarrollar fuerza y músculo en los hombres (cómo si el acto en sí mismo no fuese razón de peso para tomar partido).

Tonificando con testosterona. ¿Por qué?

Quédate tranquilo, hacer el amor la noche antes de un evento deportivo, probablemente no te causará una desventaja. Sin embargo, algunos atletas abstinentes piensan que estar sexualmente frustrados potencia la agresividad en el campo, o que la testosterona, la cual puede fortalecer lo músculos,  se agota cuando los jugadores eyaculan. Pero volvamos de nuevo a la cama: un análisis del deporte y estudios sobre el sexo dicen lo contrario! En cuatro estudios independientes comprobando la fuerza, la potencia aeróbica, y VO2 max, ni la abstinencia ni los atletas sexualmente más activos parecían tener una ventaja, lo que sugiere que el sexo no se interpone a la hora de hacer deporte. Los estudios tienen deficiencias, también. Los efectos fisiológicos estudiados sólo observaron cómo el sexo afecta a las actividades agotadoras, así que tal vez golfistas o jugadores de Pro Bowl no experimentarían los mismos resultados. El sexto no parece perturbar el juego mental o bien, al menos para los hombres. En un estudio, los investigadores dieron a ambos atletas de resistencia y peso levantadores de una serie de concentración y pruebas atléticas después del coito y encontraron que tener relaciones sexuales con anterioridad no interfería con la concentración. El estudio también encontró que tener relaciones sexuales dentro de las dos horas de la prueba hacía que los sujetos estuvieran menos atentos.

trabajo-pareja

Músculos sexy a debate

El mito de que tener sexo a la hora de acostarse antes de una competición puede perjudicar rendimiento es sólo eso, un mito. Y la buena noticia es que: la investigación sugiere que tener relaciones sexuales aumenta la producción de testosterona en los hombres, lo que podría dar a los chicos una ventaja atlética. Un estudio encontró que la testosterona (hormona que se libera durante el orgasmo) ayudó a fortalecer los músculos y potenciar la fuerza de las piernas – pero los sujetos tuvieron un aumento de la testosterona con suplementos, no practicando el acto sexual. Aún así, otros investigadores han encontrado que tener relaciones sexuales aumenta en grandes cantidades la testosterona, así que, ¿por qué no probarlo? No hace daño intentarlo.

sexo-deporte

Y no hay que dejar de lado a las mujeres, que pueden tener la gran ventaja. Los científicos descubrieron que un orgasmo femenino podría detener la liberación de un transmisor específico del dolor durante un máximo de 24 horas, por lo que pueden ayudar a aliviar el dolor muscular o las molestias (¿quién necesita hielo?!). Cuando se trata de los efectos psicológicos del sexo y la forma en que éste podría ayudar a mejorar o romper el rendimiento deportivo, la investigación es insuficiente. Puede que simplemente se reduzca a una persona: Si los nervios previos a la carrera te hacen perder el sueño y pasar una mala noche, el sexo puede ser una distracción relajante. Pero si cuando mantienes relaciones te deja despierto toda la noche, entonces espera para celebrarlo después del partido.

entrenar-pareja

La opinión de los expertos

Ahí van los pensamientos sobre el tema de algunos expertos. Esto es lo que tenían que decir. Dan Trink: “Mientras que la ciencia no apoye el mito de “no tener relaciones sexuales antes del gran juego’, hay un factor que triunfará sobre todos los demás cuando se trata del rendimiento de un atleta, su actitud. Si el atleta piensa que el sexo tiene un efecto negativo en su juego, sin duda lo hará. Del mismo modo que si el atleta piensa que atarse los zapatos tres veces mientras está de pie en un banco llevando sus medias azules favoritas mejorará su juego, probablemente lo hará también. En última instancia, es el cerebro y no la ingle que es el factor más importante”. Ian Kerner: “Una de las razones por la que muchos atletas se abstienen de tener relaciones sexuales la noche anterior no se debe al propio sexo, sino por todo lo que sucede alrededor de él: fiestas, bailar, comer, beber. No hay nada malo con un poco de sexo sano y cómodo, pero tienes que asegurarte de obtener una buena noche de sueño después. Cada vez más estudios apuntan a los beneficios para la salud del sexo. Las personas que tienen una vida sexual saludable terminan teniendo más confianza y autoestima y haciendo mejor  su trabajo.”