Método Viking: una nueva disciplina de entrenamiento vikinga

A menudo el lenguaje del entrenamiento se deriva en miedo y intimidación; aquellos que están entrenando se sienten como si estuvieran en una guerra con su mente, su cuerpo y su espíritu. Los profesionales insisten en que ésta hipérbole funciona y que es a la vez motivador. Entre estos expertos se encuentra Svava Sigbertsdottir, que es partidaria de ejercicios que choquen a tu metabolismo a través de la fuerza de la lucha.

Este es un método de entrenamiento funcional, en el que se alterna cardio energético con movimientos estáticos, de 30 a 45 segundos cada movimiento. Una de las bases es el uso de ejercicios de fibras rápidas del músculo rápida y no lentas, por lo que en los movimientos se utiliza más energía y por lo tanto se produce más ácido láctico para avivar el metabolismo. De esta manera el cuerpo quema grasa, ya que sabe que necesita al músculo para seguir.

La filosofía del método deja claro que la motivación debe venir de uno mismo y nunca hay que darse por vencido. Tras este lema, se encuentra la negación del seguimiento del proceso mediante fotografías, sino que son partidarios de que un buen seguimiento se debe medir el rendimiento.

método viking

Lo que hace que el método de Viking realmente diferente, es que no se entrena para impresionar, aunque igualmente se obtendrá, pero no es lo principal. No existe la cuenta de calorías constantemente, sino que lo importante es llegar a un equilibrio adecuado y sobretodo poniendo el mejor combustible en el cuerpo. Se entrena para ganar potencia, agilidad, fuerza interna y externa, para la confianza mental y física.

El método supuestamente activa las hormonas buenas y desactiva las malas. Que significa esto? Lo explica con una regla algo desconocido, no comas un plátano antes de un entrenar: “Un plátano es lo peor que puedes comer antes de un entrenamiento. Es azúcar y disparara la insulina para digerirlo, que activa una hormona que almacena la grasa y por ello desactiva la que la quema porque no pueden trabajar ambas a la vez.” Ella juega mucho con las hormonas para maximizar el aumento de músculo y insiste que no tomas azúcar o carbohidratos 90 minutos antes de entrenar. “Puedes comer proteínas o grasas por eso…” (al menos algo!)

El Método es divertido. Al divertirte notarás un cambio en ti, te centrarás en tu rendimiento, el establecimiento dse objetivos como terminar las flexiones con salto o arrastrarte durante 30 segundos, luego de acabar sesiones enteras te llenarás de orgullo y te sentirás con fuerza para realizar lo que quieras. Será difícil pero es no te puede parar, llegará a ser adictivo, te encantará cada segundo del método, pero sobretodo te gustarán los enormes resultados que te dará a todos los niveles.

ALGUNOS EJERCICIOS:

A video posted by Svava (@thevikingmethod) on

A video posted by Svava (@thevikingmethod) on

A video posted by Svava (@thevikingmethod) on

Su Instagram: https://www.instagram.com/thevikingmethod/