¿Agujetas? ¡Continúa haciendo ejercicio!

agujetas-prevenir-lesiones



Uno de los propósitos de año nuevo más comunes es “ir al gimnasio”, lo que conlleva empezar el año yendo al gimnasio motivado sin tener en cuenta que hace tiempo que no hacemos ejercicio. Es entonces cuando aparecen las queridas agujetas.

Fijarse y seguir un plan de entrenamiento para conseguir tus metas es un reto, sobretodo cuando aparecen obstáculos como dolores musculares.

Según dicen los expertos, después de hacer un ejercicio que requiere esfuerzo físico, es común sufrir dolor muscular, sobretodo si es un ejercicio nuevo. Así que son en las primeras etapas donde este dolor es más frecuente.

Asimismo, Carol Torgan, fisióloga del ejercicio del Colegio Americano de Medicina Deportiva, afirma que el dolor muscular que aparece entre 24 y 48 horas después de hacer la actividad, es síntoma de que los músculos se están adaptando al acondicionamiento físico trabajado y, consecuentemente serán más capaces de realizar la tarea la próxima vez.

¿Cómo aliviar el dolor muscular?

David O.Draper, profesor y director del programa de posgrado en medicina deportiva en la Universidad de Brigham Young en Utah, dice que aún no se ha encontrado ningún remedio para las agujetas. Sin embargo, la aplicación de hielo o calor, descansar, tomar algún anti-inflamatorio o un masaje ayudan a acelerar el proceso de recuperación.

No obstante, cabe destacar la importancia de una fase de enfriamiento una vez realizado el ejercicio. Este puede constar de un trabajo aeróbico como correr o caminar durante 10 minutos y después estirar (proceso que muchos nos saltamos).

agujetas-estiramientos

¡No pares de hacer ejercicio!

El dolor muscular aparece en las zonas ejercitadas, así que no es motivo para parar. Ejercita otros grupos musculares mientras que los fatigados se recuperan o haz ejercicio más ligero como nadar o andar para reducir la probabilidad de lesión.

Ten en cuenta que es importante distinguir la diferencia entre el dolor muscular moderado inducido por el ejercicio y la lesión muscular. Además, Torgan y Draper dicen que el dolor no es necesario para ver mejoras. Aunque para muchos es un estímulo, ya que les indica que están trabajando bien el músculo. ¿A ti te motiva?