Tipos de tés y sus beneficios




El Té es considerado desde hace miles de años en oriente como la clave para la salud, la felicidad y la sabiduría, el té ha llamado la atención de los investigadores en occidente, descubriendo los muchos beneficios de los diferentes tipos de tés.

Los estudios han encontrado que algunos tés pueden ayudar con el cáncer, las enfermedades del corazón y la diabetes; ya que fomentan la pérdida de peso, ayudan a reducir el colesterol y lograr por lo tanto una agilidad mental mucho mejor.

Actualmente se ha convertido en la primera alternativa para sustituir el consumo de café. En primer lugar el té tiene menos cafeína, además sus compuestos flavonoides (antioxidantes) son buenos para el corazón.

Los nutricionistas coinciden en que todo tipo de té es un buen té, aun así nos recomiendan tés naturales que no estén embotellados para evitar por tanto los edulcorantes adicionales que pueden incorporarles. Cuanto más procesado esté la hoja de té, por lo general menos contenido de polifenoles. Los ponifenoles incluyen antioxidantes.

Todos los tipos de tés también tienen cafeína y teina, que afectan al cerebro ayudando a aumentar el estado mental.

Tipos y beneficios:

TÉ VERDE:

Está echo con hojas de té al vapor, tiene una alta concentración de EGCC y ha sido muy estudiado. Los antioxidantes del té verde pueden inferir con el crecimiento de la vejiga, mama, pulmón, estomago, páncreas , ayuda en en evitar la obstrucción de las arterias, la quema de grasas y a contrarrestar el estrés del cerebro. Por tanto ayuda a reducir el riesgo de enfermedades neurológicas como el Alzheimer y las enfermedades de Parkinson, como tambien en la reduccion de enfermedades cardiovasculares.

te verde

TÉ NEGRO:

Hecho con hojas de té fermentadas, el té negro tiene el más alto contenido de cafeína y constituye la base para los tés aromatizados como el Chai o algunos tés instantáneos. Los estudios han demostrado que el té negro puede proteger los pulmones de los daños causados por el humo del cigarrillo. También puede reducir el riesgo de enfermedades cerebrovasculares.

té negro

TÉ BLANCO:

Las hojas de este té, están sin curar ni fermentar. Un estudio demostró que este tipo de té tenía más propiedades contra el cáncer que cualquier otro tipo.

té blanco

TÉ ROJO: 

Prueba a consumirlo por las mañanas, es una excelente forma de empezar el día porque activarás una enzima que te ayudará a reducir el tejido adiposo, el ácido gálico que contiene puede inhibir la absorción de grasa. Por otra parte mejora la digestión, reduce el colesterol LDL, protege y beneficia el metabolismo del hígado, elimina el ácido úrico y mejora el estado de ánimo cuando estás depresivo.

té rojo

 

TÉ OOLONG: 

Según algunos estudios, el té de oolong aumenta las defensas, preserva el sistema cardiovascular y también colabora con la prevención del cáncer. Tiene importantes propiedades rejuvenecedoras, además de combatir las grasas y favorecer la pérdida de peso.

té oolong