Entrenar por la mañana: empezar el día en forma y con energía

¡Valora este artículo!
[Total: 0 Media: 0]

Entrenar por la mañana es una gran opción que puedes escoger para estar en forma y para encontrarte mejor durante el resto del día, ya que llena el cuerpo de energía. Eso sí, los beneficios que un entrenamiento matutino ofrecen dependerán mucho de la persona. En las siguientes líneas vas a saber qué ventajas tiene hacer ejercicio por la mañana.

¿Qué beneficios aporta entrenar por la mañana?

Tener una rutina de ejercicios es beneficiosa sea el momento del día que sea, pero cada hora aporta ciertas ventajas con respecto a otras. Si haces una rutina de ejercicios por las mañanas:

  • Tienes más energía acumulada. Si tienes mucho trabajo y muchas cosas que hacer, a veces puedes llegar a la tarde con el cuerpo muy cansado. Pero por la mañana tienes las energías nuevas tras las horas de descanso.
  • Te será más fácil organizarte los días. Las personas, cuando cumplen una rutina, de una forma organizada, se animan para mantener este orden en sus vidas. Comenzar el día con deporte te hará sentirte muy bien contigo y te motivará para el resto de la jornada.
  • Reducirás la presión sanguínea. En general, realizar deporte es idóneo para bajar la presión arterial y fortalecer el corazón. Pero hay estudios, como uno hecho por un investigador de la Universidad Estatal Appalachian que afirma que el beneficio es aún mayor si el deporte se hace por la mañana.
  • Estarás de mejor humor. El deporte libera endorfinas, esa llamada hormona de la felicidad y que te permiten estar más alegre estar alegres, frenar la ansiedad y reducir el estrés.
  • Dormirás mejor. Llegarás a la cama cansado. Los entrenamiento a última hora de la tarde, por contra, activan mucho el cuerpo de cara al descanso nocturno y eso puede ser contraproducente.

energia-tras-entrenar

¿Cómo debes prepararte para hacer una rutina de ejercicios de mañana?

Hay ciertos aspectos que deberás tener en cuenta cuando decidas entrenar durante las primeras horas del día:

  • No caigas en la trampa de apagar el despertador. A veces, salir del sueño puede resultar complicado. Pero piénsatelo dos veces antes de retrasar tu despertador y recuerda los beneficios de estar en forma.
  • Ten preparado lo que necesitas. Para no tener que perder horas de sueño en preparar tu bolsa de deporte y lo que necesitas, déjalo preparado el día anterior.
  • Alimentación. Como verás más adelante, una opción es entrenar en ayunas.Pero si decides entrenar tras comer algo, lo más recomendable es centrarte en productos altos en fibra como cereales y fruta que, además tiene azúcares saludables. Todo esto aportará la energía que el entrenamiento puede necesitar.
  • Tiempo. Resérvate una hora o, incluso, unos minutos, antes de comenzar con tus actividades del día. Hay expertos en deporte que dicen que con una rutina de unos 15 minutos matinal,  de alta intensidad (también conocida como HIIT), ya sirve para mejorar la forma física y la salud. Pero si puedes dedicarle una hora completa, que pueda incluir también ejercicios de cardio, mucho mejor.
  • Calienta y estira. Es importante, siempre, preparar el cuerpo para el ejercicio y luego estirar para que los músculos no se resientan. Si por la mañana no estiras bien, podrás lesionarte en algún momento del día.

¿Es bueno hacer deporte en ayunas?

Muchas personas del mundo fitness aprovechan este momento del día para hacer parte de su deporte diario sin comer nada antes, mientras que otras se muestran totalmente en contra de esta práctica. No hay realmente un consenso sobre este asunto y hay investigaciones con resultados dispares. Los estudios que apoyan que  el deporte en ayunas adelgaza más, se basan en estas teorías:

El cuerpo que lleva varias horas sin comer recurre a la grasa para obtener energía para el deporte

Hay investigaciones que afirman que si durante muchas horas previas al ejercicio una persona no ha ingerido nada, el cuerpo recurrirá directamente a sus reservas de energía, que son las grasas acumuladas en el cuerpo.

mujer-corriendo-por-la-mañana

Al mismo tiempo, cuando el cuerpo sí que tiene reservas porque la persona ha comido recientemente, recurre a las energías que que existen con la glucosa en sangre.Este es el mecanismo por el cual entrenar en ayunas nos ayudaría a adelgazar más que si entrenamos habiendo comido poco antes.

Un estudio que apoya esta teoría y que es muy reciente se publicó en octubre de 2019, tras un tiempo de estudio en la Universidad Británica de Bath. Y concluyó que se puede perder hasta el doble de calorías al entrenar en ayunas. Es necesario mencionar que el objeto de estudio, que duró seis semanas, fueron decenas de hombres que, antes de estas pruebas, llevaban una vida sedentaria y padecían de sobrepeso u obesidad.

El ayuno aumenta la sensibilidad a la hormona del crecimiento

Otro  estudio al respecto realizado apunta que si una persona puede perder más calorías si entrena antes de desayunar, se aumenta la sensibilidad a la insulina y también a la hormona del crecimiento, lo que se relaciona con la pérdida de peso. Esta investigación data de 2010.

En general, hagas deporte cuando lo hagas y sea en ayunas o tras haber desayunado, lo más importante es que escuches a tu cuerpo. A algunas personas les sienta estupendamente hacer sus rutinas de deporte sin haber ingerido nada en horas, mientras que para otros sucede lo contrario. Otro tienen más energía por las noches, mientras que para otros la mañana es el momento álgido del día.

¿Y tú, qué prefieres? Comparte tu experiencia en los comentarios.

Lo que se comenta en Facebook


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.