Todo lo que debes saber sobre el Curl Zottman

Hombre realizando Curl Zottman en un gimnasio.



Este es un post para aquellos y aquellas que ya llevan unos cuantos años entrenando y que después de incontables repeticiones de curl de bíceps con barras regulares anhelan probar algo nuevo para reforzar sus brazos. Volver a revisar los ejercicios de la vieja escuela, en este caso, puede resultar una solución para poder darle un nuevo sentido a los ejercicios de brazos y llevar al extremo la fuerza de los mismos. Así pues, vamos a revisar el ejercicio de Curl Zottman, explicando todo lo que necesitas saber e incluyendo algunos consejos para maximizar cada movimiento.

Consejos previos

¿Cuándo realizar el Curl Zottman?:
Deja el Curl Zottman para el último momento de tu su sesión de ejercicios de bíceps, ya que al implicar los antebrazos en el movimiento, puede que te haga llegar al agotamiento mucho antes y afecte la eficiencia de los demás ejercicios de bíceps. Este ejercicio hace, pues, un gran trabajo de bíceps como de antebrazo.
¿Qué se necesita para realizar el Curl Zottman?
El Curl Zottman se lleva a cabo con mancuernas. Comprueba antes que el peso sea el que necesitas y rebaja siempre que notes que pierdes la postura.
¿Cuánto debo entrenar el Curl Zottman?
Realiza 3-4 series de 8-12 repeticiones con 1-2 minutos de descanso entre cada serie.

¿Cómo realizar el Curl Zottman

– Para empezar coge un par de mancuernas y agarralas a los lados del cuerpo con las palmas hacia arriba (postura de supinación) con los pulgares alrededor de las asas para mayor seguridad. Mantén los ojos hacia delante, el pecho erguido y las rodillas ligeramente dobladas.
– Mantén los codos clavados a los lados y simultáneamente eleva las mancuernas hacia ambos hombros como si quisieras hacer un Curl de Martillo.
– Una vez tengas las mancuernas situadas a la altura de los hombros, haz una pausa y aprieta con fuerza los bíceps. A continuación, gira las palmas hasta que las mancuernas queden hacia el lado exterior, sin encararse al cuerpo (postura de pronación).
– Mantén las manos en esta posición y baja lentamente las mancuernas hacia los muslos, sin que se llegue a bloquear o dejarse caer.
– Para y a continuación gira las palmas hacia atrás a la posición inicial de supinación para poder comenzar la siguiente repetición.

En este vídeo puedes ver un ejemplo práctico del Curl Zottman.

Consejo

– Si no puedes realizar todas las repeticiones usando ambos brazos al mismo tiempo, haz series alternando los brazos en cada repetición: una repetición con la derecha y otra con la izquierda.
– Si tienes las muñecas o los codos débiles comienza a realizar el ejercicio con pesas más ligeras. Construye la fuerza haciendo curl de barra combinándolo con Curl Zottman alterno hasta que puedas realizarlo con éxito.
– Una vez que te sientas cómodo con el Curl Zottman descrito aquí, prueba el método inverso: comienza con las palmas hacia abajo y las mancuernas mirando hacia fuera, lleva las mancuernas hacia arriba, haz una pausa y aprieta, gira las palmas para que la mancuerna quede mirando hacia el cuerpo y baja lentamente las pesas hasta la posición de inicio.
– Mezcla esta variante de curl con otros para hacer un tri-set. Comienza con el curl de barra, a continuación realiza el Curl Zottman y termina con la versión invertida del mismo.
– Concéntrate en mantener los codos apretados para evitar cualquier desviación en la forma.

Hombre realizando Curl Zottman en un gimnasio con dos mancuernas

Otras consideraciones

El Curl Zottman fue ideado por George Zottman en la década de 1880 pero aún no ha recibido el reconocimiento o la popularidad que se merece en cuanto a su capacidad para potenciar la construcción de unos bíceps y unos antebrazos más grandes. Al involucrar el músculo prominente del lado del pulgar del antebrazo en la postura de supinador, el Curl Zottman ayuda a añadir equilibrio entre la masa superior e inferior del brazo convirtiéndose en un ejercicio clave que debería estar en cualquier entrenamiento completo de bíceps. Este nuevo ejercicio resultará para todos aquellos que busquen un cambio, un buen aliciente para poner en marcha una nueva fase de crecimiento de los bíceps.