Suplementos de Omega 3 ¿Son realmente necesarios?

omega 3

Los ácidos grasos omega 3 son ácidos grasos esenciales poliinsaturados que, se encuentran en alta proporción en los tejidos de ciertos pescados (sobretodo en el pescado azul), y en algunas fuentes vegetales. Cuando hablamos de omega 3, hablamos de salud y de bienestar.

Un estudio publicado en Gut, una revista médica internacional de gastroenterología y hepatología, demostró que los omega 3 reducen los pólipos peligrosos en personas propensas a padecer cáncer de intestino [*1]. Un grupo de científicos evaluó a 50 pacientes distribuidos en 2 grupos: uno, de 28 individuos, recibió una dosis de 2 gramos de omega 3, y el otro, un placebo. Después de 6 meses, estos fueron los resultados obtenidos:

  • El número de pólipos aumentó cerca de un 10% en los pacientes del grupo placebo. Sin embargo, en el grupo de omega 3 se redujo hasta un 12%;
  • El tamaño de los pólipos se incrementó hasta un 17% en el grupo de placebo, mientras que en el de omega 3 descendió hasta un 12,5%.

Así se llegó a la conclusión de que el consumo de omega 3 impide la aparición y el desarrollo del cáncer de intestino.

Ver los diferentes suplementos de omega 3 en HSN. Haz click en la imagen:

omega 3

Omega 3 y ataques al corazón

Una revisión de 4 estudios científicos publicados en 2009 mostró que los omega 3 ayudan a prevenir y a tratar los ataques cardiacos. Carl Lavie, el médico que se ocupó de este trabajo, afirmó que son pocos los profesionales de la salud que han reconocido el extraordinario potencial de los omega 3 para tratar enfermedades cardiovasculares.

Lavie afirma que es recomendable que todas las personas consuman entre 800 y 1000 mg de omega 3 al día. [*2].

UltraOmega 3

ultra omega 3

REFERENCIAS O NOTAS:
[*1] – West, N. et. al.Eicosapentaenoic acid reduces rectal polyp number and size in familial adenomatous polyposis, Gut 10.1136, Marzo 2009 (LINK)
[*2] – Lavie, C. et. al.Omega-3 Polyunsaturated Fatty Acids and Cardiovascular Diseases, Journal of the American College of Cardiology 54, págs. 585-594, Febrero 2009 (LINK)