Pizza Fitness de berenjena




Si pudieras pudieras escoger un plato de comida poco saludable para convertirlo en fitness para siempre y poder así incorporarlo a tu dieta, seguro que la pizza estaría en tu top 3. La pizza tiene la fantástica cualidad de que apetece a cualquier hora y siempre encuentras un hueco para atacar un trocito. Lamentablemente, no suele ser especialmente adecuado si estás siguiendo una dieta o un plan fitness.

En Mundo Fitness tenemos la barita mágica que convierte platos cotidianos en menús fitness. Este post pretende eliminar todos tus prejuicios con una receta de pizza fitness con bajo en contenido calórico.  La pizza fitness de berenjena es un plato saludable que podrás incorporar perfectamente a tu menú diario. Además es muy fácil y rápido de preparar.

comiendo pizza

Ingredientes

  • 1 berenjena.
  • 200 g. de tomates cherry.
  • Un manojo de espinacas.
  • Queso mozzarella rallado.
  • Albahaca y orégano.

Preparación

  1. Lo primero que hay que hacer es poner el horno a precalentar a 220 ºC. Para que las pizzas no se peguen, deberás colocar papel de horno sobre la bandeja en la que luego depositaremos las mini pizzas.
  2. Después de lavar a consciencia la berenjena, la cortamos a rodajas con un grosor máximo de 2 cm. Tienes que lavar bien la berenjena porque va con la piel incluida. Cuando tengas todos los trozos, ponlos en la bandeja que previamente has preparado y añade sal marina. Hornea las rodajas durante 15-20 minutos. Estas berenjenas serán la masa de las mini-pizzas.
  3. Ahora viene lo más divertido. Pon en cada rebanada un tomate cherry cortado en gajos y un poco espinaca. Luego espolvorea generosamente mozarrella por encima.
  4. Pon el horno a gratinar con las mini-pizzas fitness dentro. Deberán estar de 2 a 4 minutos aunque debes estar atento para que no se quemen.
  5. En el emplatado, puedes echar una pizca de oregano por encima y decorar con una hojita de albahaca. Se puede acompañar con ensalada o servir como plato único. ¡Qué aproveche!