¿Por qué no consigues definir abdominales si estás entrenando?

definir-abdominales



Probablemente, uno de los objetivos que más persigues con tus entrenamientos sea conseguir definir abdominales bien marcados. Sin embargo, ya sabrás que no es tarea fácil. No importa cuántas repeticiones hagas de tu ejercicio favorito si no tienes en cuenta una serie de principios básicos en tu dieta y entrenamiento. En este artículo exponemos las principales razones por las que no consigues marcar tu “tableta de chocolate” y cómo solucionarlo.

  1. Tienes demasiada grasa abdominal

Este es, sin duda, uno de los motivos principales por los que no se ve tu six-pack a pesar de entrenar intensamente. La grasa que se acumula entre la piel y la musculatura abdominal impide que se pueda apreciar el relieve de tus abdominales, incluso aunque la musculatura esté trabajada.

Como sabrás, no podemos eliminar esta grasa subcutánea de un modo focalizado, con ejercicios específicos para esa zona. Lo que sí resulta efectivo es llevar a cabo un programa completo que combine dieta, ejercicio y estilo de vida para reducir tu porcentaje de grasa y así conseguir resaltar los abdominales de una forma duradera.

  1. Tu dieta no es la adecuada

Tener unos buenos hábitos alimenticios y ser constante con tu dieta es un factor decisivo para conseguir unos buenos abdominales. Estos cuatro consejos pueden ayudarte:

  • Evita el exceso de azúcar. Este es uno de los grandes enemigos de una dieta sana y puede favorecer que se acumule la grasa en tu abdomen. Evita especialmente zumos y otras bebidas azucaradas. Comer fruta te proporciona la cantidad justa de azúcar y toda la fibra que los zumos no te dan.
  • La constancia es fundamental. No necesitas seguir una dieta radical o súper restrictiva, pero sí tener unos hábitos saludables en tu alimentación diaria y no dejarlos de lado cada cierto tiempo. Las dietas milagrosas no suelen funcionar, pero la paciencia sí.
  • Cantidad y variedad. Debes consumir la cantidad de calorías que necesites según tu metabolismo y tu nivel de actividad física. Además, recuerda diseñar una dieta variada, con todo tipo de proteínas, hidratos de carbono y grasas saludables. No te olvides de incluir cereales integrales, frutos secos y una buena porción de frutas y verduras frescas.
  • Cinco comidas al día. Distribuir el número de calorías en cinco o seis comidas hará que sientas menos hambre y ansiedad. Además, te ayudará a mantener los niveles de azúcar en sangre y podrás concentrarte mejor.

definir-abdominales

  1. Tu entrenamiento no es variado

La musculatura abdominal es un conjunto formado por distintos tipos de músculos (recto, oblicuos, transverso) que debemos trabajar con diferentes ejercicios. No basta hacer los típicos crunches, por muchas repeticiones que realicemos. Diseña una rutina variada y pronto empezarás a notar los resultados. De este modo lograrás activar los diferentes músculos y conseguirás una mejor tonificación y definición.

Ten en cuenta también que no debes concentrarte únicamente en la zona abdominal. Es imprescindible que fortalezcas la zona lumbar, sobre todo para evitar problemas de espalda. Y, por supuesto, incluye otros ejercicios de cardio y de fuerza que te ayuden a reducir el porcentaje de grasa corporal y mejorar tu estado físico general. Te sentirás mejor y tu cuerpo te lo agradecerá.

  1. No descansas lo suficiente

El descanso es imprescindible para la recuperación de los músculos y para estimular su crecimiento. El sobre-entrenamiento no te hace ningún favor a la hora de conseguir definir abdominales. Recuerda dormir lo suficiente (unas siete u ocho horas suele ser lo recomendable) y con una buena calidad de sueño. Es esencial que evites ambientes ruidosos o con cambios de temperatura a la hora de dormir. Además, procura tener unos horarios fijos para irte a la cama y para levantarte; una buena rutina de sueño puede hacer maravillas con tu forma física.

  1. No olvides la hidratación

Tu cuerpo necesita estar bien hidratado para poder rendir en los entrenamientos. Tanto el desarrollo muscular como la pérdida de grasa necesitan que tu organismo tenga el suficiente aporte de agua. Mantente hidratado durante todo el día pero, especialmente, antes, durante y después de cada sesión de entrenamiento. Lo más importante es que escuches a tu propio cuerpo, proporcionándole el agua que necesite en cada momento, y que tampoco caigas en el error de sobre-hidratarte.

Por supuesto, el agua es la mejor opción para la hidratación, frente a zumos u otras bebidas que aportan un exceso de azúcares.

  1. Olvídate de trucos y atajos

Conseguir una buena forma física y definir abdominales es una tarea que exige constancia y esfuerzo. No es complicado pero necesita paciencia. Lo mejor es que no intentes copiar dietas milagrosas ni programas que hagan promesas imposibles de cumplir. Lo más probable es que acaben decepcionándote y quitándote las ganas de entrenar.

Céntrate en realizar entrenamientos intensos y variados, cuida tu dieta, duerme bien y sé constante. Los resultados llegarán antes de lo que crees y, por fin, podrás ver cómo se empiezan a marcar esos abdominales que tanto buscabas.