Los beneficios del entrenamiento de fuerza

entrenamiento_de_fuerza

Si supieras que un cierto tipo de ejercicio beneficia a tu corazón, mejora el equilibrio, fortalece los huesos, ayuda a perder peso y verse y sentirse mejor. La pregunta no sería si quieres empezar, la pregunta sería ¿Cuándo empiezas?

Varios estudios demuestran que los entrenamientos de fuerza pueden conseguir esto y mucho más. Puede beneficiar a personas de cualquier edad y particularmente a personas con problemas de salud como artritis o que padezcan enfermedades del corazón.
Además el entrenamiento de fuerza sumará definición, forma y tonificación en los músculos tanto en hombres como mujeres.
Los beneficios del entrenamiento de fuerza son:

1. Mantener el peso perdido para siempre

No sólo ayuda a perder peso, sino que también ayuda a mantenerlo una vez terminada la etapa de pérdida. Un estudio reciente demostró que las mujeres que seguían una rutina de entrenamiento con pesas 3 veces por semana, aumentaron la cantidad de calorías quemadas durante las actividades diarias, además de las que quemaban durante el ejercicio. De este modo les ayudaba a mantener el peso actual.

2. Protege los huesos y los músculos

Una vez superada la pubertad todos los hombre y mujeres empiezan a perder el 1% de su fuerza ósea y muscular cada año. Y este deterioro es casi inevitable. Pero una de las mejores cosas que se puede hacer para detener, prevenir e incluso revertir la pérdida de masa ósea y muscular, es añadir el entrenamiento de fuerza en cada entrenamiento.

ejercicios-de-fuerza

3. Más fuerte, más en forma

El entrenamiento de fuerza también recibe el nombre de entrenamiento de resistencia, ya que se fortalecen y tonifican los músculos cuando se contraen al tener una fuerza de resistencia en el movimiento.
Hay dos tipos de entrenamiento de resistencia:

  • Resistencia isométrica: Implica contraer los músculos contra un objeto que no se mueve.
  • Entrenamiento de fuerza isotónico: Cuando se contraen los músculos a través de una serie de movimientos, como con el levantamiento de pesas.

Ambos fortalecen más al cuerpo y ayudan a conseguir una mejor figura. Es importante recordar que cualquier entrenamiento de fuerza debe hacerse en días alternos, para dejar un tiempo de recuperación a los músculos. Además también hay que recordar que, es necesario un tiempo de calentamiento antes del entrenamiento de fuerza y un tiempo después para que se enfríen los músculos.

4. Mejora la mecánica del cuerpo

El entrenamiento de fuerza tiene beneficios que van mucho más allá de tonificar los músculos. Ayuda a mejorar el equilibrio, la coordinación y la postura.
Más importante todavía, si se tiene poca flexibilidad y equilibrio, el entrenamiento de fuerza reduce un 40% las probabilidades de caer; un beneficio relevante sobretodo a medida que se envejece.

5. Previene enfermedades

Una gran cantidad de estudios hablan de los muchos beneficios saludables que tienen los entrenamientos de fuerza. Por ejemplo, los que sufren artritis este entrenamiento puede ser tan eficaz como los medicamentos, para disminuir el dolor.
También ayuda a las mujeres una vez entradas en la etapa de la menopausia, ha aumentar su densidad ósea y reduce el riesgo de fracturas óseas.
Por último las personas que padece diabetes tipo 2, el entrenamiento de fuerza junto con otros cambios de estilo de vida saludable; puede ayudar a mejorar el control de la glucosa.

ejercicio-pesas-rusas

6. Aumenta los niveles de energía y mejora el estado de ánimo

El entrenamiento de fuerza eleva los niveles de endorfinas (opiáceos naturales producidos por el cerebro), que favorecen un estado de ánimo positivo y una sensación de bienestar. Por si esto fuera poco y todavía no estás convencido para añadir el entrenamiento de fuerza a tu rutina diaria, se ha demostrado que este tipo de entrenamiento es un gran antidepresivo, ayuda mejorar el sueño y la calidad de vida en general.

7. Más calorías quemadas

Con el entrenamiento de fuerza, se queman calorías durante el entrenamiento pero además, se siguen quemando calorías después. Este proceso recibe el nombre de tarea fisiológica.
Se utilizan más calorías para hacer y mantener la masa muscular que la grasa, y con el entrenamiento de fuerza se puede llegar aumentar un 15% el metabolismo (que realmente favorece el plan de perder peso)

Lo que se comenta en Facebook