Las grasas que no deberían faltar en tu dieta

No todas las grasas son malas. De hecho, incluir en tu dieta grasas saludables realmente puede ser muy beneficioso para nuestro organismo. A diferencia de las grasas saturadas, las grasas monoinsaturadas ayudan a disminuir el colesterol LDL (colesterol malo), mientras aumenta el HDL (colesterol bueno).

Además, la grasa es necesaria en nuestra dieta, ya que es uno de los macronutrientes que soporta muchas de las funciones de nuestro cuerpo y es fuente de energía para poder desempeñar todas las actividades de nuestro día a día. A continuación listamos los alimentos ricos en grasas sanas que no pueden faltar en tu alimentación.

Aguacates

Los aguacates contienen grasas monoinsaturadas (además de antioxidantes y betacaroteno), que ayuda a mejorar la memoria y prevenir enfermedades del corazón. La ingesta diaria recomendada de grasas es de 65 gramos, y medio aguacate contiene aproximadamente un tercio de este consumo de grasa diario recomendado. Así que te recomendamos que incluyas este medio aguacate diario en tu dieta.

Aceite de coco

El aceite de coco ha tenido una reputación discutible en los últimos años, pero esto se debió a que estudios anteriores de realizaron con aceite de coco parcialmente hidrogenado, en lugar de aceite de coco virgen crudo. Mientras que muchas grasas saturadas hidrogenadas elevan los niveles de colesterol perjudicial, se ha demostrado que el aceite de coco virgen aumenta los niveles de colesterol bueno. Eso sí, asegúrate de que el que consumes sea aceite de coco virgen.

Grasas que debemos consumir

Nueces

Las nueces son una gran fuente de ácidos grasos omega-3, con propiedades anti-inflamatorias que, además de reducir el colesterol LDL (el malo), también es una gran fuente de proteínas, fibra, vitamina E, magnesio, zinc, potasio, riboflavina y selenio. Vamos, que no pueden faltar nueces antes de entrenar, o para acompañar el almuerzo.

Salmón

El salmón es muy rico en ácidos grasos omega-3 y proteínas, por lo que representa un excelente plato para tu dieta regular. Tan sólo comiendo salmón una o dos veces por semana ya puede ayudar al cuerpo a cosechar todos los beneficios saludables que ofrece este alimento. Si no eres un fan del salmón cocido a la plancha, prueba un poco de sashimi de salmón o un par de lonchas de salmón ahumado.

Aceite de oliva

Añade algunas grasas saludables a tu próxima ensalada aliñando con aceite de oliva virgen. Éste es rico en vitaminas A y E, clorofila e, incluso, magnesio. Debido a sus altos niveles de grasas monoinsaturadas, ayuda a reducir el colesterol malo y el riesgo de sufrir enfermedades del corazón.

Lo que se comenta en Facebook