La fruta y verdura según su color

Muchos creen que el color de la fruta y verdura es simple casualidad o destino, mientras que realmente su color se corresponde a las propiedades. Hoy veremos qué características tienen en función su color.

ROJO

frutas verduras rojas

Dentro de este grupo encontramos los tomates, granadas, sandía, pimientos rojos, cerezas, fresas, uvas rojas… Su principal característica es el aporte de licopeno, muy beneficioso para la piel y reforzar las defensas. Su color se debe a los betacarotenos que contiene con excelentes propiedades para nuestro organismo, así como fitoquímicos que aumentan nuestras defensas. Por último merece la pena destacar que contienen antocianinas, un antioxidante que disminuye el colesterol y participa en la oxidación de las grasas.

VERDE

frutas verduras verdes

Espinaca, canónigos, brócoli, kiwi, guisantes, lechuga, alcachofa, pimiento verde, uvas… Comer este tipo de alimentos ayuda a mantener la piel elástica y joven gracias a las cantidades de antioxidantes que aportan como luteína, vitamina C, K, ácido fólico y potasio. Su color verde se da gracias a su riqueza en magnesio cuya carencia puede provocar cansancio o calambres musculares.

Consumir vegetales verdes durante el embarazo cobra especial importancia para disminuir el riesgo de malformaciones en el feto.

AMARILLO/NARANJA

frutas verduras amarillas

Piña, limón, naranja, zanahoria, pomelo, plátano, naranjas, calabaza, mandarina… todos contienen cantidades elevadas de carotenos, un fundamental antioxidante para las mucosas, vista y piel. Por otro lado la vitamina A y C que aportan, contribuyen al organismo como potente antioxidante que ayuda a contrarrestar los efectos nocivos de los rayos V y evita que nos ataquen virus y gérmenes ya que refuerzan el sistema inmune.

La principal característica de estas frutas y vegetales es su riqueza en alfacaroteno, potasio, ácido fólico y xantinas un conjunto de sustancias que influyen positivamente en la vista.

BLANCO

frutas verduras blancas

Como la coliflor, endibias, pepino, manzana, pera, repollo, cebolla, ajo, puerro, coco… Todos los alimentos blancos aportan alicina, a la que se atribuyen efectos antibióticos y desintoxicantes, además de ser un agente hipoglucémico, ayuda a eliminar radicales libres y previene la hipertensión.

Por otro lado activan la producción de glóbulos blancos y ayudan a luchar contra las infecciones. Un bulbo como el de la cebolla contiene numerosas propiedades como aportar quercetina que puede ayudar a prevenir el cáncer de colon y previene la diabetes tipo 2.

Son ricos en azufre, de extraordinario poder depurativo, capaz de limpiar el organismo y reducir sustancias tóxicas y metales pesados, además de que ayudan a mantener el hígado fuerte y eficaz.

MORADO/AZUL

frutas verduras azules

Berenjenas, arándanos, higos, ciruelas, uvas, remolacha, lombarda… Aportan antocianina, sustancia que previene el envejecimiento. También ayudan a reducir problemas cardiovasculares ya que eliminan sustancias nocivas y mejoran la circulación. Si aún te parecen pocos beneficios también son beneficiosos para la memoria y tracto urinario.

Para aprovechar al 100% sus propiedades conviene combinarlas, en ensaladas o macedonias, pero siempre comer de forma variada. Si consumes diariamente frutas y verduras de colores variados puedes prevenir trastornos digestivos, enfermedades degenerativas y luchar contra el sobrepeso entre otros beneficios.

Lo que se comenta en Facebook