Fitness sin gluten: Sí se puede




Vivir con intolerancias a los alimentos puede suponer grandes limitaciones alimentarias que derivan en dificultad para conseguir diferentes retos que están relacionados con la comida. La pérdida de peso o tener una dieta específica de gimnasio para conseguir un objetivo o preparase para competiciones. A menudo la gente no sólo tiene una intolerancia, sino que tratan con más de una como por ejemplo la lactosa.

Todos estos hechos te comprometen a cuidar y medir aquello que comes y vivir obsesionado con las etiquetas. Hacer esto para mejorar tu salud no es un sacrificio, pero parece ser que se está convirtiendo en una moda. Muchos piensan que comer libre de gluten sin tener intolerancia puede beneficiarle pero, realmente puede estar suponiendo sólo un gasto mayor, dado que no beneficia tanto a tu salud.

La intolerancia a los alimentos significa que una persona tiene dificultad para digerir ciertas características de los alimentos, como los azúcares naturales o proteínas. Entre los síntomas de la intolerancia se encuentran la hinchazón, dolor abdominal, diarrea y estreñimiento. Los síntomas son individualizados y pueden variar de intensidad durante los ciclos de la vida.

intolerancia al gluten

Un dato importante es que menos del 1% de la población general tiene la enfermedad celíaca o son alérgicos al trigo. Por lo tanto no dejan de ser sólo el 1% de la población, el otro 99% no tiene razón de peso para comprar esos productos.

El lado positivo de toda esta situación es que dada la demanda de estos productos, se ha visto reducido el precio y aumentado los tipos de alimentos, así que las personas que lo necesitan ahora pueden acceder a mucho más por menos. Por ejemplo, la posible sustitución de las principales fuentes de carbohidratos, gracias a la existencia de una gran variedad de productos sin gluten. Entre ellos se encuentran, e arrarruz, trigo sarraceno, maíz, polenta, soja y tapioca. Las verduras y frutas son sin gluten por lo que simplemente intercambiando la pasta de trigo por otros alimentos es una tarea sencilla.

Cómo mejorar la dieta sin gluten

  • Ampliando la cantidad de cereales sin gluten de la dieta como el maíz, el arroz, la soja, tapioca, amaranto, quinoa, arroz salvaje, etc.
  • Introduciendo germinados de soja y alfalfa en las ensaladas, son muy ricos en vitaminas y minerales.
  • Aumentando las porciones de patatas, ricas en carbohidratos, como fuente de energía.
  • Tomando frutos secos sin tostar para sustituir picoteos, cereales de desayuno, barritas energéticas y además conseguir más minerales.
  • Sustituyendo parte de los derivados del trigo como la harina, el pan y la pasta por harinas y panes de cereales sin gluten (maíz) y pasta de amaranto o quinoa.

Proporcionamos una pequeña tabla de alimentos comunes y sus respectivas alternativas.

alimentos sin gluten

Existen muchos snacks libres de gluten que pueden ayudarte a complementar tu dieta diaria. Para ayudaros os vamos a proporcionar una receta perfecta para el desayuno libre de gluten 100% para comerla cuando siempre que os apetezca:

  1. Tortitas de trigo sarraceno

Casi todas las dietas fitness suelen incluir tortitas. En parte, esto es debido a que se trata de una receta simple y rápida, ideal para desayunos y meriendas. Si quieres evitar el gluten, las tortitas de trigo sarraceno pueden ser una muy buena opción. El trigo sarraceno es un cereal de origen vegetal que, además de estar libre de gluten, aporta muchas proteínas y es rico en fibra.

tortitas de sarraceno

INGREDIENTES

  • 8 claras de huevo
  • 50 gr de harina de trigo sarraceno
  • 1 cucharada de canela
  • 1 cucharada de sacarina o stevia

PREPARACIÓN 

  1. Coloca los ingredientes en un bote (tupperware o shaker para batidos) y bate enérgicamente hasta mezclar todos los ingrediente y formar un líquido homogéneo.
  2. Pon la mezcla en una sartén con un poco de aceite de oliva.
  3. Cuando estén listas, acompáñalas con un poco de mermelada o fruta.