¿Cómo entrenar abdominales con la Power Wheel?

abdominales power wheel

La mayoría de la gente piensa que este accesorio no sirve; tal vez sea herramienta necesaria para de una vez poder conseguir unos perfectos “six-pack”.

Los productos de accesorios Fitness anunciados en los canales tele tienda por la noche suelen ser falsos. ¿Pero qué pasa si uno de estos accesorios no es ningún truco?

La Power Wheel te obliga a mantener  la rigidez de tu cuerpo incluso cuando la rueda gira hacia delante, detrás.  Esto significa que todo tú núcleo de las caderas, la parte posterior de la espalda, los oblicuos y los abdominales  trabajan constantemente para mantener tú columna vertebral estable.

¿Por qué la Power Wheel, y no una rueda de abdominales clásica?  La Power Wheel ha añadido una base más ancha que hace que sea más manejable. Esto provoca una mejor alineación de los hombros con lo que se reduce tensión durante los movimientos específicos como el despliegue. Al tener una base más ancha también hace que se ajuste a su peso de manera más uniforme por lo que no te dejará la espalda adolorida después de usarla.

Pero lo mejor de la Power Wheel son los pedales que se le han instalado. Gracias a estos pedales el número de ejercicios que se pueden hacer con este accesorio ha aumentado considerablemente; incluyo un par de mis favoritos como se indican a continuación.

Ahora, con este accesorio no tienes que trabajar los abdominales a diario. Creedme, no vais a querer. Dos veces a la semana es suficiente para se sentir unos abdominales fuertes. Para empezar, he juntado un programa! Sencillo pero difícil para que podáis practicar con vuestra Power Wheel un par de días a la semana.

EMPEZAD CON ESTO: Realiza los movimientos como un solo movimiento – haciendo un ejercicio tras otro sin descansar. Al final de cada circuito, descansa durante 60 segundos. Durante el primer entrenamiento, haced un circuito. Durante tú segundo entrenamiento, haced dos circuitos. Continúa agregando un circuito adicional de cada ejercicio hasta que ser capaces de completar cuatro circuitos.

No tienes una Power Wheel, no hay problema. Puedes hacer la carretilla con platos de plástico en los pies que te permitirán deslizarte; el despliegue utilizando una mancuerna de con discos y la navaja con una fitball.

#1 Carretilla

Ponte los pedales de la Power Wheel y luego camina con manos hacia delante. Mantén tu núcleo abdominal en tensión y el cuerpo en línea recta desde la cabeza hasta los tobillos. Trata de aumentar la distancia recorrida en cada entrenamiento y las manos lo más lejos de ti posible.

#2 Despliegue

Arrodíllate en el suelo y agarra la Power Wheel en una postura en pronación. Las manos deben estar debajo de los hombros, y tú cuerpo debe formar una línea recta desde la cabeza hasta las rodillas. Lentamente gira la rueda hacia adelante durante tres segundos, extendiendo el cuerpo lo máximo posible, sin permitir que tus caderas cedan. Usa los músculos abdominales para tirar hacia atrás. Esto es 1 repetición, haced 15.

#3 Navaja

Ponte los pedales de la Power Wheel. Tú cuerpo debe formar una línea recta. Sin cambiar tú postura, gira la Power Wheel hacia el pecho tirando de ella hacia adelante con los pies. Pausa, y luego volver a la posición inicial. Esto es 1 repetición, haced 15.

Si experimentas dolor en las muñecas durante la carretilla y la navaja, utiliza una mancuerna hexagonal en lugar de colocar las manos en el suelo.

¿Queréis probar con un desafío extremo?

Ponte los pedales de la Power Wheel y manteniendo el cuerpo rígido y recto tal y como hemos comentado anteriormente trata de ir de un lado a otro de un campo de fútbol haciendo la carretilla. El objetivo es cruzar el campo de fútbol sin parar ni ceder con las caderas.

¡Quizás es uno de los entrenamientos de abdominales más duros que hayas hecho nunca!

 

Lo que se comenta en Facebook