Revive tus entrenamientos con la cuerda de batalla

cuerdas de batalla

Es probable que hayas visto varios tipos de cuerdas en el gimnasio, pero hay una muy especial la cual va a devolver la vida a tus entrenamientos.

Se trata de la cuerda de batallas o cuerda pesada, originalmente fue desarrollada para deportes específicos de combate como las Artes Marciales pero desde hace ya unos años se están implementando en los gimnasios, ya que han descubierto la multitud de beneficios que tiene hacer un entrenamiento con esta simple cuerda.

A diferencia de otros accesorios de entrenamiento, la cuerda de batalla es un elemento que te puedes llevar a muchos lugares, ya que sólo necesitas la cuerda y una superficie dónde la puedas anclar o agarrar. Convirtiéndose así en la opción perfecta para entrenar al aire libre.

Ha llegado el momento del cambio! Si lo que estas buscando es un entrenamiento eficaz, te sorprenderá la rapidez con la que unos látigos pueden llegar aumentar tu frecuencia cardiaca. Además descubrirás rápidamente que en estos ejercicios no sólo intervienen los brazos y los hombros sino todo el cuerpo.

3 Tipos de ejercicios:

Double Wave

Ponte de pie frente a las cuerdas, con los pies separados, tomando como referencia el ancho de los hombros. Sujeta un extremo de cada cuerda con cada mano. Dobla las rodilla levemente, seguidamente mueve los brazos hacia arriba y hacia abajo rápidamente, creando ondas en la cuerda.

Comienza haciendo 3 series de intervalos de 30 segundos con 45 segundos de descanso. A medida que te haces más fuerte y tu condicionamiento mejora, puedes aumentar la duración del movimiento y disminuir los tiempos de descanso.

ejercicio cuerda batalla

Alternating Wave

Este tipo de ejercicio es igual que el anterior, sólo que debes coger cada extremo de las cuerdas con las manos y levantar primero una y al bajar, levantar la otra mano, creando por tanto un movimiento diferente con cada brazo (tipo ola). Continua hasta que tu ritmo disminuya.

ejercicio cuerda

Power Slam

Si hay algo que sabemos, es que cualquier cosa con la palabra «power» está obligado a ser un ejercicio duro y éste no es una excepción. Para empezar, pon los pies algo más ancho que las caderas y agarra los extremos de la cuerda con cada mano. Llévate los brazos encima de la cabeza y luego golpea con fuerza las cuerdas en el suelo, bajando hasta una posición de cluclillas. Enderézate de nuevo y vuelve a repetir el movimiento.

cuerda de batalla

Si quieres probar estos ejercicios, lo óptimo es entrenar en la cuerda sobre 30 minutos a un ritmo constante, donde podrás llegar a quemar hasta 500 kcal. En conclusión una manera rápida y eficaz de fortalecer todo nuestro cuerpo.

Lo que se comenta en Facebook


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.