El yoga es una forma de vida

chica-haciendo-yoga



Es asombroso que una tradición con más de 5000 años se haya convertido hoy en día en una común forma de vida. El poder del yoga radica en su simplicidad, flexibilidad y diversidad.

El yoga no es una religión, pero se puede practicar en armonía con cualquiera de ellas. La filosofía del yoga y sus diversas técnicas pueden ser seguidas por cualquiera. Este amplio alcance del yoga ha conectado con muchos tipos de personas; y es que el estilo de vida del yoga se puede adaptar y combinar con cualquier otro estilo de vida.

¿Qué es un estilo de vida yoga?

Un entusiasta típico del yoga realiza las posturas, hace ejercicios de respiración, posee su propia esterilla y accesorios de yoga, lleva una camiseta de yoga y puede incluso pasarse a una dieta vegetariana. Pero hay que recordar que el yoga no se limita a estos puntos. El yoga es una ciencia antigua que armoniza el cuerpo, la mente y el espíritu.

Un yogui es aquel que puede realizar las actividades cotidianas de la vida con eficiencia y conciencia, sin el apego subyacente que puede traer dolor. Hacer cada acción con conciencia, sin reaccionar a las situaciones trae armonía en nuestras vidas. Puede hacerte un mejor padre, un mejor jefe, un mejor estudiante o un mejor deportista. No importa cuál sea tu estilo de vida. El yoga te aporta valor en todos los niveles y mejora tu calidad de vida.

Habiendo dicho todo esto, el yoga no debe ser visto como una panacea para todos los problemas, pero puede prevenir o resolver muchos de ellos si se practica bajo la guía de un experto. Para experimentar los beneficios reales del yoga, debes practicarlo como parte de tu actividad diaria. Una práctica de 15 a 30 minutos todos los días, puede ayudar a prevenir o retrasar algunas enfermedades derivadas de tu estilo de vida y también puede ayudar a aliviar algunas de las condiciones crónicas causadas por ellas.

¿Te animas a incluirlo en tu día a día? Te proponemos la siguiente rutina, ¡adelante!

rutina-yoga