Correr con calor: 8 claves y consejos para correr este verano

correr-con-calor-sunset



Hacer deporte es fundamental para mantener un buen estado físico. Sin embargo, correr en verano es mucho más duro que hacerlo durante el resto del año. Por este motivo, es importante tomar una serie de precauciones para evitar contratiempos. Sigue leyendo si quieres mantener tu rutina deportiva durante el verano y poder salir a correr con calor.

8 consejos para correr con calor

1- Evita las horas centrales del día

Seguro que lo has oído muchas veces antes, pero las horas centrales del día no son un buen momento para hacer deporte con calor. La mejor hora para correr en verano está situada poco después del amanecer o poco antes de anochecer. Por supuesto, evita salir a hacer deporte entre las doce del mediodía y las ocho de la tarde.

En cualquier caso, procura buscar un camino con sombra, pues te resultará más agradable y fresco.

2- El agua y la hierba, tus mejores aliadas

correr-con-calor-hierba

Correr cerca del agua o sobre la hierba hace que, en general, no experimentes tanto calor. Por eso mismo, el paseo marítimo, un camino al lado de un río o un lago o incluso un parque son excelentes elecciones.

Además, la hierba amortigua el impacto al correr, por lo que es también una muy buena superficie.

3- Protégete del sol

Si quieres salir a correr en verano, es importante que te protejas de los rayos del sol. Por eso, deberías usar crema solar tanto en la cara como en cualquier parte de tu cuerpo que quede visible.

Asimismo, te aconsejamos que uses una gorra y que no te olvides tampoco de las gafas de sol. Recuerda que los rayos UV también pueden perjudicar tu salud visual.

4- Elige cuidadosamente tu ropa para correr en verano

correr-con-calor-hombre

Una ropa cómoda y adecuada es imprescindible si quieres salir a correr en verano. Evita los colores oscuros, ya que sobre todo el negro aumenta la sensación de calor, y opta por tonalidades claras. No uses tampoco prendas de licra, pues este tejido puede darte una sensación de agobio.

Por otro lado, hemos de desaconsejarte el uso de tirantes. Puede que te veas tentado a usarlos para sentirte más fresco, pero es fácil que tus hombros se quemen si no los cubres.

5- Usa vaselina

Puede que no lo hubieras pensado, pero las rozaduras son más habituales con el sudor. Si quieres evitarlas, pon vaselina en según qué zonas como las axilas y los muslos. En el caso de los hombres, también pueden usar vaselina en los pezones, además de poner un esparadrapo encima

Para los pies, bastará con unos calcetines transpirables y que no presenten arrugas.

6- La hidratación es clave

correr-con-calor-hidratación

Por supuesto, tenemos que mencionar la hidratación si hablamos de consejos para correr con calor. Beber agua siempre es importante, pero todavía más en verano.

Bebe entre medio y un litro por hora y lleva siempre agua contigo. Puedes llevar una botella, pero si esto no te resulta del todo cómodo, tienes alternativas como las mochilas o los cinturones de hidratación.

Por otro lado, también vas a perder sales minerales, por lo que es muy aconsejable que tomes una bebida isotónica.

7- Fíjate en el índice térmico

Este es la combinación entre la temperatura y la humedad y se trata de un dato que has de tener en cuenta para decidir cuándo salir a correr. Ten en cuenta que a tu cuerpo le resulta más difícil refrigerarse mediante el sudor cuando el aire es muy húmedo. Por eso mismo no debes descuidar el nivel de humedad a la hora de correr en verano.

8- No te exijas tanto

correr-con-calor-chico-zapatos

Es muy importante que recuerdes que correr con calor es más exigente que hacerlo con temperaturas más bajas. Esto implica que tendrás que hacer mucho más esfuerzo para alcanzar los mismos resultados. Por este motivo, es importante que bajes el ritmo y te exijas menos durante el verano. También puedes bajar la intensidad del calentamiento acorde a lo que luego vayas a correr.

Por otro lado, advierte cualquier señal de tu cuerpo y hazle caso. Esto es fundamental para evitar golpes de calor que podrían tener consecuencias negativas para tu salud.

Correr en verano tiene numerosas ventajas como las horas de sol disponibles y la vitamina D que proporcionan los rayos de sol. También entras antes en calor, por lo que es más difícil que sufras lesiones, y el rendimiento es más alto. Esto último pasa porque más glóbulos rojos han de trabajar para transportar más oxígeno, lo que hace aumentar la resistencia física.

correr-con-calor-sunset

Como ves, los beneficios son considerables, pero correr con calor también es más exigente y aumenta el riesgo de padecer deshidratación y calambres. Por eso, hay ciertas consideraciones que siempre debes tener en cuenta si quieres que tu ejercicio en verano sea eficaz y esté libre de riesgos.

Desde Mundo Fitness te recomendamos que tengas estos consejos muy presentes si quieres que correr durante la época estival se convierta en un placer.