Cómo quemar la grasa de los abdominales

Abdominales-perfectos



Mucha gente sigue dietas de moda pensando que pueden reducir la grasa de sus abdominales. Únicamente se centran en imaginar unos resultados exitosos y desconocen las consecuencias que eso puede tener.

Muchos de nosotros invertimos gran cantidad de dinero y energía porque queremos conseguir unas abdominales perfectos. El problema es que muchas veces lo desperdiciamos en cosas equivocadas. Continuamente aparecen dietas de moda que prometen quemar la grasa del vientre. A parte de recomendar un sinfín de abdominales que resultan ser ineficaces. Tenemos que darnos cuenta de que no podemos focalizar la dieta, es decir, no podemos decidir dónde eliminar la grasa. En cambio, sí que podemos llevar a cabo un programa completo que nos ayudará a perder la grasa abdominal.

Grasa Visceral vs. Grasa Subcutánea

Cuando se habla de grasa abdominal, es importante que diferenciemos entre los diferentes tipos de grasa.

Por un lado, la grasa subcutánea, es aquella que se almacena justo debajo de nuestra piel. Podemos tocarla y agarrarla, sabemos que está ahí.

Por otro lado, la grasa visceral es la grasa profunda que rodea nuestros órganos en el abdomen y es biológicamente activa. Interrumpe el equilibrio normal y el funcionamiento de las hormonas, por lo que puede afectar a nuestra salud. También bombea sustancias químicas del sistema inmune llamadas citoquinas -productos químicos que pueden aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 y presión arterial alta. La buena noticia es que la grasa visceral responde bien a la dieta y el ejercicio.

Los abdominales perfectos se hacen en la cocina

Para deshacernos de la capa de grasa que cubre nuestros músculos abdominales, es importante que prestemos mucha atención a nuestra dieta. Desafortunadamente, no hay una dieta mágica para reducir la grasa abdominal. En cambio, la clave que ayudará a disminuirla es la siguiente:

  • Aumentar la ingesta de frutas y verduras
  • Comer proteínas magras y grasas saludables 
  • Incluir algunos granos enteros

fruta-alimentación-abdominales

Qué alimentos debemos eliminar

Tenemos que evitar consumir productos procesados y eliminar el exceso de sal, grasa y, especialmente, el azúcar -bebidas azucaradas, productos horneados y otros dulces. Si consumimos grandes cantidades de azúcar, podemos sufrir hiperglucemia -aumento elevado de los niveles de azúcar en la sangre- y el exceso se almacenaría como grasa, frecuentemente en nuestra área abdominal.

Ejercicios dirigidos para los músculos abdominales

Aunque es difícil reducir una parte concreta del cuerpo, de acuerdo con el experto en fitness Yuri Elkaim, sí que podemos “fortalecer esa parte“. La quema de calorías hará desaparecer la capa de grasa que cubre nuestros músculos abdominales, por lo que las abdominales irán apareciendo poco a poco. Elkaim explica que un ejercicio eficaz para los abdominales consiste en combinar la quema de calorías con ejercicios de fuerza, para fortalecer los músculos abdominales. Ésta es la razón por qué hacer crunches y abdominales no es suficiente, porque es necesario quemar suficientes calorías.

El experto en fitness Elkaim recomienda hacer los siguientes ejercicios:

  • Sentadillas
  • Burpees
  • Mountain climbers

Sería necesario realizar dos o tres series de seis a ocho repeticiones cada uno, según el objetivo marcado y el cuerpo de cada uno, utilizando un peso que nos sea desafiante pero que no llegue a ser agotador.

Puede dar la sensación de que estos ejercicios no estén directamente dirigidos a nuestros abdominales, pero sí que requieren una fuerza importante de los mismos. Además, estos ejercicios también ayudan a deshacer la capa de grasa sobre nuestro abdomen y reducen la cantidad de insulina, la hormona que activa nuestro cuerpo para mantener el exceso de grasa en la sangre.

sentadillas-abdominales

Reduce el estrés

La grasa visceral de nuestro abdomen se encuentra afectada por los niveles de estrés. Cuando estamos estresados, nuestro cuerpo libera una hormona llamada cortisol. Aunque se trata de un proceso fisiológico normal, se convierte en un problema cuando el estrés y los niveles de cortisol permanecen altos durante mucho tiempo. Cuando esto sucede, nuestro cuerpo comienza a almacenar el exceso de grasa en el área abdominal y tendremos dificultad para deshacerla. Además, ésta contribuye a un abdomen redondeado.

En el 2000, se publicó un estudio en la medicina psicosomática que informaba que el estrés puede provocar un aumento de la grasa abdominal, incluso en mujeres y hombre que son delgados.

Si estás estresado, es buena idea participar en actividades que te pueden ayudar a relajarte. Por ejemplo, el fitness o el yoga.