Cómo podemos comer sano todo el día

Mujer comiendo ensalada de vacaciones



Tanto si lo que quieres es perder algo de peso como si sencillamente buscas mejorar tu salud, adoptar un estilo de vida saludable puede ser el cambio que necesitas para ver (y sentir) buenos resultados. Reemplazar alimentos elaborados con otros naturales y sin refinar puede parecer un reto difícil, especialmente al principio, pero pronto se convertirá en una opción inconsciente. Si te interesa saber de qué va, o si estás preparado para comer sano durante un día entero, esto es lo que debes hacer:

Por la mañana

Bol de quinoa y frutas para desayunar

  • Empieza la mañana bebiendo de manera inteligente: tras un sorbito de agua, dispara tu plan saludable con un zumo verde o agua caliente con limón antes de desayunar. Mientras te hidratas con el agua, el limón trabaja para equilibrar el PH de tu cuerpo y ayuda en la digestión.
  • Evita el azúcar en tu café: tristemente, tu café con leche o cortado lleno de azúcar no es una opción saludable. Suprime el dulce y con él las calorías, la hinchazón y la caída que puede llevar consigo. En su lugar, opta por una bebida cafeinada fuerte, intensa, y sin azúcar.
  • Elimina los carbohidratos refinados: ¡Hoy no tocan cruasanes de la cafetería! Si quieres empezar el día con carbohidratos, asegúrate que sean complejos (como quinoa, avena o boniatos) y llenos de fibra. Así ayudarás tanto a tu digestión como a tus niveles de energía.

Por la tarde

Taza de té verde

  • Decántate por el té verde: sobreestimularte con montones de café puede hacerte sentir ansiedad y desconcentrarte; así que intercambia tu segunda taza por té verde lleno de antioxidantes. Además, contiene catequina, que facilita la actividad del hígado y aumentan la producción de enzimas desintoxicantes.
  • Fuera condimentos: ketchup, mayonesa, mostaza… Sea cual sea tu salsa favorita, manténla bien alejada de tu día saludable. Céntrate en el sabor fresco y natural de las hierbas aromáticas o cítricos para añadir sabores y nutrición extra a tu plato. Si lo que quieres es algo cremoso para tu bocadillo o ensalada, extiende un aguacate en el pan para beneficiarte de su ácido omega-3 y fibra.
  • Que salga lo verde: cuando llegue la hora de la comida y la cena, añade siempre algo verde a tu plato. Sirve espinacas con las sobras de ayer o pide una ensalada contundente en tu restaurante favorito. Así, elevarás el contenido saludable de todas tus comidas.

Por la noche

Mix de frutas

  • Sáltate la bebida: a parte del azúcar y las calorías innecesarias presentes en todas los cocktails, el alcohol puede mantenerte despierto y dificultar tu descanso. Escoge, en su lugar, un cóctel natural sin alcohol y disfruta con tus amigos ¡sin preocupaciones!
  • Mantén el postre natural: no es necesario despedirte de todos lo dulces al final de tus comidas; pero puedes escoger un postre sano y natural en lugar de uno lleno de azúcar y additivos. Opta por una pieza de fruta fresca con un poquito de chocolate negro en su lugar para mantenerte fiel a tu estilo.
  • Ten siempre agua en tu mesita de noche: la hidratación es clave para mantener un estilo de vida saludable, y beber agua durante la noche ayuda a que te mantengas lleno de energía y con la cabeza clara al día siguiente. Además, para asegurar un buen día, lo mejor es haber descansado bien y tener agua preparada para empezar la jornada con buen pie.