¿Cómo empezar en el gimnasio? 7 consejos para el primer día

como-empezar-en-el-gimnasio-chica-espalda

Empezar en el gimnasio es una de esas cosas que mucha gente apunta en su lista de propósitos de año nuevo. Sin embargo, muchas personas no llegan a ir y otras se rinden en menos de un mes. Hay muchos motivos por los que esto sucede. No tener unos objetivos marcados, falta de motivación o una rutina no adecuada son algunos de ellos. Entonces, ¿cómo empezar en el gimnasio?

A continuación vamos a darte algunos consejos para empezar a ir al gimnasio.

¿Cómo empezar en el gimnasio? 7 consejos que debes apuntarte

Encuentra una motivación

como-empezar-en-el-gimnasio-chico-triceps

Seamos realistas: si no estas motivado, no irás. Por eso lo primero es encontrar algo que te haga tener ganas de hacer deporte. En general esto equivale a marcar objetivos bien definidos. Pueden ser adelgazar, tonificar los músculos, aumentar la flexibilidad o la capacidad respiratoria… hay muchas posibilidades. Tú decides qué es lo que tú quieres conseguir.

Eso sí, tienes que fijarte objetivos realistas. No puedes pretender perder diez kilos en un mes cuando sabes que esto no lo vas a conseguir de forma saludable. Lo único que harías es desmotivarte al ver que no lo logras.

Elige gimnasio y un equipo adecuado

Lo primero es elegir un gimnasio que cumpla con tus expectativas. Para ello tienes que considerar la calidad de los profesionales, el nivel de higiene y las instalaciones. Además, ten en cuenta la localización del centro. Si está demasiado lejos o inaccesible es más fácil que dejes de ir, sobre todo si quieres hacer ejercicio temprano por la mañana.

Lo siguiente es hacerte con un equipo básico y que cumpla con su función, y lo más básico son unas buenas zapatillas y ropa deportiva. Recuerda que esta última ha de ser transpirable. Puedes incluir otros muchos accesorios, como los que te ayudan a controlar la intensidad del ejercicio. Sin embargo, es perfectamente válido empezar con lo estrictamente necesario e ir adquiriendo nuevos ítems sobre la marcha.

No te exijas más de la cuenta

como-empezar-en-el-gimnasio-chica

A veces queremos conseguir las cosas demasiado rápido. Sin embargo, esto no es muy aconsejable cuando haces deporte, ya que puede acarrear lesiones evitables. Ten en cuenta que lo primero es aprender las técnicas básicas. Si no sabes hacer bien los movimientos, no darán el resultado esperado y además puedes hacerte daño.

Prepara tus cosas el día anterior

La procrastinación es uno de los grandes problemas a la hora de empezar a hacer ejercicio. El “mañana empiezo” se va alargando y no llega nunca. Por eso, si vas a ir por la mañana, deja las cosas preparadas el día anterior. Así es más difícil que te venza la pereza y te sentirás algo más obligado.

Cuenta con la ayuda de un entrenador

como-empezar-en-el-gimnasio-chica-triceps

Lo mejor que puedes hacer al empezar a ir al gimnasio es contar con un entrenador. Él te explicará cómo hacer los movimientos y controlará que no hagas gestos que pueden ser dañinos para ti. Asimismo, vigilará que no impliques músculos que no debes para no distraer la atención del grupo muscular que sí que quieres trabajar.

Además, al principio es difícil saber qué rutinas van bien para cumplir con tus objetivos. Evidentemente, los ejercicios no serán los mismos para una persona que quiere tratar un dolor de espalda que para alguien que quiere marcar abdominales. Por eso te recomendamos que hables con tu entrenador para que te haga una rutina personalizada.

Él te explicará cómo empezar en el gimnasio para perder peso, para tonificar o para lo que quieras.

Cuidado con las lesiones

Ya decíamos que hay que tener cuidado para evitar lesiones cuando haces ejercicio. De hecho, es una precaución que tienes que extremar al principio, cuando todavía no estás 100 % seguro de estar haciendo bien los movimientos.

Para prevenir lo mejor que puedes hacer es calentar antes de empezar con la parte principal de la rutina y estirar después. Así te asegurarás de que tus músculos estén preparados. De todos modos, no te preocupes demasiado por este punto si tienes entrenador, pues él mismo te lo marcará en tu tabla de ejercicios.

Ve apuntando tus avances

como-empezar-en-el-gimnasio-chico-mancuernas

Este es un consejo que no solo se aplica al primer día, sino que puedes usarlo siempre. Ya decíamos que es fundamental encontrar una motivación para empezar a ir al gimnasio. No obstante, es fácil perderla si no notas los progresos.

Por eso es completamente necesario que vayas haciéndote consciente de lo que estás logrando gracias al ejercicio. Los avances pueden ser de cualquier tipo: músculos más marcados, kilos perdidos, más energía, mayor resistencia… Son muchos los cambios que notarás en tu cuerpo y fijarte en ellos es tu principal motivación para seguir.

Ya has visto cómo empezar en el gimnasio. Se trata de consejos básicos que puedes aplicar de forma sencilla. Eso sí, el principal es el siguiente: no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Prepara tus zapatillas y tu bolsa de deporte y empieza lo antes posible. Comienza con rutinas sencillas y no demasiado exigentes y ve avanzando poco a poco. Los resultados no tardarán en hacerse notar.

Lo que se comenta en Facebook