Cómo crear tu propio circuito de entrenamiento de CrossFit

Crossfit



Los entrenamientos de alta intensidad son populares por una razón: Funcionan. Así que no es de extrañar que cada vez abunden más los hombres y mujeres sudorosos en los gimnasios de CrossFit realizando entrenamientos de alta intensidad. Pero, ¿qué es lo que hace que este tipo de entrenamiento sea tan efectivo? O tal vez es mejor preguntarse: ¿ Qué tiene el CrossFit que otros entrenamientos no tengan y lo haga tan eficaz? Obviamente la respuesta no es tan sencilla.
Es fácil confundir los entrenamientos de CrossFit con las clases de bootcamp tradicionales ya que ambos estilos tienen ejercicios en común: como los tabata o ejercicios de peso corporal. El CrossFit, además, incluye ejercicios gimnásticos y de levantamiento olímpico de pesas.  De hecho, muchos “WODS” comienzan con una dura parte de entrenamiento de fuerza en la que los atletas trabajan ejercicios como sentadillas o “clean & jerks” (en español llamados “dos tiempos”) antes de pasar a la parte acondicionamiento.
Otro punto a destacar es que en el CrossFit cada ejercicio se mide, de manera que es más fácil saber si la sentadilla cargada que has realizado la has realizado a tiempo o si un ejercicio especifico del WOD lo has completado en tiempo récord. Por lo tanto los resultados son más fáciles de medir.
Para entender mejor estos resultados que nos aporta el CrossFit y poder llevarlos a la práctica, aquí puedes ver 3 puntos clave de un entrenamiento:

1. Se utilizan movimientos funcionales

Si pensamos en los movimientos que realizamos en nuestra vida cotidiana como por ejemplo llevar las bolsas pesadas del super, agacharse y levantar un mueble para limpiar debajo , levantar una maleta para colocarla en el portaequipajes del avión . Son los mismos movimientos exactos realizados en CrossFit, levantar un sofá sería un peso muerto. Y llevar las bolsas de la compra vendría a ser lo mismo que el “farmer’s carry” (en español el paso del granjero). En lugar de trabajar un movimiento que se dirige a un músculo , se realizan movimientos que involucran el cuerpo entero. De esta forma el núcleo está constantemente ocupado y los distintos músculos trabajan a la vez.

2. Los entrenamientos cambian día a día

Se llama ejercicio del día por una razón, porque los ejercicios cambian cada día, un cuadro de CrossFit nunca repite un WOD de un día para otro. Realizar los mismos movimientos todo el tiempo en algún momento deja de dar resultados. Es por ello que las rutinas van variando para mantener los músculos a raya sin que adivinen cuál será el siguiente ejercicio y por lo tanto ir mejorando.

3. Incorporan intervalos de alta intensidad

El entrenamiento completo ha de durar 1 hora, incluyendo el calentamiento y el trabajo de fuerza. La parte de acondicionamiento ha de durar 12 minutos como mucho. ¿Por qué tan poco tiempo? Porque realizando pequeñas sesiones de entrenamiento explosivo de alta intensidad es más efectivo para impulsar el V02máx (una medida de aptitud cardiovascular) que no realizando el mismo entrenamiento a una menor intensidad pero durante más tiempo.

¡Y la mejor parte de todo esto que no tienes que darte de alta en un gimnasio de CrossFit para experimentar los beneficios de estos agotadores y efectivos ejercicios!

Aquí tienes cómo crear tu propio plan de WOD en tan solo 3 sencillos pasos:

circuito-crossfit