¿Caminar ayuda a conseguir un vientre plano y a reducir cintura?

caminar-vientre-plano



Caminar te ayuda a quemar calorías y, por lo tanto, a conseguir un vientre más plano. Perder la grasa del vientre mejorará tu salud y, consecuentemente, tu autoestima.

Hay dos tipos de grasa que se encuentran en el abdomen:

  • Grasa visceral: grasa peligrosa que rodea los órganos.
  • Grasa subcutánea: grasa que se encuentra justo debajo de la superficie de la piel.

Pérdida de peso

La pérdida de peso tiene lugar cuando se queman más calorías de las que se consumen diariamente. Para ello, una rutina de ejercicio y dieta te ayudará a conseguirlo. Si éste es tu objetivo, ten en cuenta que para una pérdida de peso saludable se recomienda perder entre 0’5 y 1 kg por semana. Ésta pérdida se puede lograr mediante la creación de un déficit calórico de 500 a 1.000 calorías por día.

El cuerpo es un reflejo de lo que uno come. Alimentar el cuerpo con alimentos saludables ayuda a tener la energía necesaria para los entrenamientos. Así que sólo andando diariamente no vas a notar ninguna diferencia si no acompañas el ejercicio con una dieta.

Los granos enteros como el arroz integral, las carnes magras, frutas, verduras y productos lácteos bajos en grasa ayudan a mantenerse lleno y evitar comer en exceso calorías innecesarias. Toma nota que la reducción de la cantidad de calorías que se consumen diariamente también puede contribuir al déficit calórico. Además, si se eliminan los alimentos que proporcionan poco o ningún valor nutricional, como es el caso de los alimentos procesados, la reducción del consumo de calorías será mayor.

zapatillas-caminar-correr

Tiempo y velocidad

De acuerdo con el Colegio Americano de Medicina Deportiva, para obtener un vientre plano a través de caminar, se debe andar de 60 a 90 minutos diariamente. Cuánto más se ande, más calorías se quemarán. Asimismo, la velocidad a la que caminas, también afecta la cantidad de grasa del vientre que puedes perder.

Entrenamiento en intervalos

Un entrenamiento en intervalos mientras caminas puede ayudarte a reducir la cintura más rápidamente. Según el Consejo Americano de Ejercicio, el entrenamiento en intervalos quema más grasa y calorías que el entrenamiento cardiovascular tradicional.

Un entrenamiento de intervalos utiliza tanto la energía aeróbica como la anaeróbica, ya que se trabaja a alta intensidad durante un corto período de tiempo seguido por un ritmo moderado durante más tiempo. Por ejemplo, camina 30 segundos a ritmo ligero y, a continuación, anda a un ritmo moderado durante un minuto. Repite este intervalo durante la duración de tu ruta para ayudar a reducir la cintura.

correr-cinta

Asimismo, andar con inclinación en una cinta de correr o por montaña, ayudará a alcanzar tus metas, ya que el cuerpo necesita más energía debido al esfuerzo para impulsarse hacia arriba. Por lo tanto, andar cuesta arriba quema una mayor cantidad de calorías que caminar en terreno plano. Por otro lado, también ayuda a aumentar la masa magra debido a la resistencia de la pendiente. Este aumento acelera el metabolismo y, consecuentemente, la quema de calorías en reposo.