¿Qué beneficios tienen las cintas de correr curvas?

Cinta de correr curva, Cinta SpeedFit Autopropulsada



Correr es uno de los mejores ejercicios físicos que puedes hacer para mantenerte en forma. No es casualidad que sea uno de los más practicados tanto en exterior como en interior. Las cintas de correr paliaron algunas problemáticas que suponía practicar este deporte al aire libre. Recientemente han llegado las cintas de correr curvas, que proporcionan algunos beneficios añadidos gracias a sus particularidades.

Beneficios de las cintas de correr curvas

1. Te permite reproducir fielmente el movimiento en carrera

Si quieres una cinta de correr en interior para los días, momentos o situaciones en los que no puedes correr en el exterior, las cintas de correr curvas son justamente lo que necesitas. Uno de los grandes beneficios de las cintas de correr curvas es  que realmente se asemejan a correr en un entorno exterior, con cambios de ritmos, con esfuerzo propio  para moverla ya que carece de motor y con el ritmo y la velocidad deseada en cada tramo de tiempo dentro del entrenamiento.  

Poder reproducir en interior, sin problemas de polución, ni de meteorología adversa, ni de peligros de circulación, la carrera outdoor es una gran ventaja de cara a un entrenamiento efectivo y seguro. Algo muy interesante tanto para corredores de running, atletas o para practicantes de deportes de equipo que quieran mejorar su velocidad o su sprint.

2. El gasto calórico que implica es mayor que con otras cintas de correr

¿Corres por mantenerte en forma? ¿Es tu deporte favorito para perder peso? Una ventaja importante de las cintas de correr curvas respecto a las cintas de correr tradicionales es que durante una sesión de ejercicio quemas muchas más calorías. La cinta no se mueve sola por un motor, es el corredor el que la mueve. Obviamente eso implica un mayor esfuerzo que se traduce en un aumento del gasto calórico. Y te ayuda a quemar grasa si el fin de tu entrenamiento es adelgazar.

Esta diferencia de gasto calórico no es desdeñable; se estima en un 30% de aumento del mismo en cintas de correr curvas respecto a las cintas clásicas. Según tus necesidades y requerimientos, puedes disfrutar del mismo tiempo de sesión con un mayor esfuerzo y quemando más calorías, u optar por alcanzar rendimientos similares dedicando menos tiempo al entrenamiento.

3. Entrena de forma efectiva la totalidad de músculos de las piernas

El hecho de que este tipo de cintas de correr sea similar a correr outdoor, hace que se desarrollen adecuadamente los músculos de la pierna que necesitas tener más trabajados para tus carreras. Todo el tren inferior estará en forma como si entrenaras con desniveles y cambios de ritmos en la calle. Los músculos posteriores de las piernas, por ejemplo, se ven trabajados de forma efectiva debido al esfuerzo que el corredor debe efectuar al correr para poder mover la cinta.

4. Mejora tu técnica de carrera

Poder entrenar en una cinta del mismo modo en que lo harías en la calle, te ayuda a mejorar tu técnica de carrera. Es uno de los beneficios que tienen las cintas de correr curvas muy importantes para el entrenamiento. Corregir la zancada o la postura, por ejemplo, te resultará más sencillo que en el exterior; si cuentas con entrenador o situando la cinta de correr frente al espejo, tomarás consciencia de pequeños detalles que afectan a tu técnica y que puedes modificar para mejorarla.

Entrenando en cinta de correr curvas, deberás apoyar primero el metatarso en lugar del talón, lo que también te ayudará a mejorar tu técnica si pecas de esa costumbre. Y harás fuerza en los músculos en los que realmente debes hacerla para correr con una buena técnica. Además, permite cambios de ritmo más rápidos y una velocidad máxima limitada únicamente por tu capacidad o tu elección.

Cintas de correr curvas

5. Protege las articulaciones

Uno de los grandes handicaps de entrenar outdoor es lo exigente que es con las articulaciones y el alto riesgo de lesiones debido a ello y a otros problemas, como los obstáculos, por ejemplo. Las cintas de correr curvas te permiten correr igual que en el exterior pero minimizando esos riesgos. Se han diseñado especialmente para ello y son capaces de absorber impactos y de proteger las articulaciones durante la carrera.

6. Ahorra energía

No se trata de ahorrar energía al corredor, se trata de ahorrar un gasto eléctrico. Puede que te parezca una ventaja menor, pero si te paras a pensarlo el ahorro monetario al cabo del tiempo puede ser muy importante. Eso si hablamos de particulares.  Pero en el caso de gimnasios y centros de entrenamiento, este es realmente un beneficio extra destacable que puede suponer una gran diferencia de gasto en el recibo energético. No es un factor determinante para decidirte por una cinta de correr curva frente a otra, las cuestiones anteriores dejan claro cuáles son esos factores, pero es un beneficio añadido que es interesante destacar.

Como puedes comprobar los beneficios que tienen las cintas de correr curvas y que te pueden aportar cada día de entrenamiento son importantes. Tenlos en cuenta si estás pensando cambiar de cinta o quieres disfrutar de sus mejoras.