15 maneras fáciles de quemar más grasa

Foto de chilis, un alimento muy picante

1. No hacer dietas restrictivas

No se trata de comer menos, sino de comer más, más alimentos ricos en nutrientes para a mantenerte lleno todo el día. Esto es muy importante, porque la restricción de alimentos mataría tu metabolismo. Cuando comes menos, se envía una señal a tu cuerpo diciéndole «Me muero de hambre», la respuesta de tu cuerpo es disminuir la tasa metabólica para aferrarse a las reservas de energía existentes. Y lo que es peor, si la escasez de alimentos (refiriéndonos a una dieta restrictiva) continua, empezarás a quemar tejido muscular. Tu metabolismo se ralentizará aún más y la grasa ganará más territorio.

2. Ir a la cama temprano

Unos investigadores finlandeses estudiaron a grupos de gemelos totalmente idénticos y  concluyeron que en cada grupo de gemelos, el gemelo que dormía menos y estaba bajo más estrés tenía más grasa visceral.

3. Comer más proteínas

Tu cuerpo necesita proteínas para mantener la masa muscular magra. Unos investigadores sostuvieron que la actual ingesta recomendada de proteínas (0,36 gramos por kg de peso corporal), es lamentablemente inadecuada para cualquier persona que realice entrenamiento de resistencia y se recomienda a las mujeres ingerir entre 0,54 gramos y 1 gramo de proteínas por cada kg de peso corporal.

Es recomendable añadir una porción de 85 gramos de carne magra y 2 cucharadas de nueces o 227 gramos de de yogur bajo en grasa en tus desayunos y meriendas. La investigación demuestra que las proteínas pueden aumentar hasta un 35% la quema de calorías después de comer.

4. Productos ecológicos

Investigadores canadienses informan que una dieta con más organoclorados (contaminantes derivados de pesticidas) dificultan la perdida de peso, quizás porque las toxinas interfieren en el proceso de la quema de energía.

Por supuesto, no siempre es fácil encontrar o poder permitirse comprar productos orgánicos y ecológicos. Alimentos como el aguacate, el plátano o el pomelo tienden a tener los niveles de pesticida más bajos. En cambio, el apio, el melocotón, las cerezas, la col o las patatas tienden a tener los niveles de pesticida más elevados.

5. Levántate

El hecho de trabajar sentado o de pie puede jugar un papel tan importante como hacer una rutina de ejercicios o no hacerla. Los investigadores de la Universidad de Missouri han descubierto que la inactividad durante 4 horas o más provoca un ligero descenso de la enzima que controla el metabolismo de las grasas y el colesterol. Para mantener la enzima activa y aumentar la quema de grasas, se debe romper con los periodos largos de inactividad, por ejemplo, levantándote cuando hables por teléfono.

6. Bebe agua fría

Investigadores alemanes descubrieron que beber 6 vasos (1,5l) de agua fría al día acelera tu metabolismo y puedes llegar a quemar 50 calorías más diariamente. Suficiente para perder 5kg en un año, con prácticamente ningún esfuerzo. Este aumento puede ser producido por el esfuerzo del cuerpo para calentar esta agua ingerida a la de temperatura corporal.

7. Comer picante

Resulta que la capsaicina, el compuesto que da al chile su calor, puede acelerar tu metabolismo. Comer alrededor de 1 cucharada de pimientos (rojos o verdes) estimula el sistema nervioso. El resultado es un aumento temporal  de tu metabolismo de alrededor del 23%. Añade chile y pimientos en tus comidas.

8. Desayunar por la mañana

Aquellas personas que no desayunan por la mañana son más propensas a ser obesos. La primera de las comidas, debe ser la más contundente. En un estudio publicado por el American Journal of Epidemology, los voluntarios centralizaron en su desayuno entre un 22 a un 55% del total de calorías diarias y ganaron solamente 770 gramos de promedio durante 4 años. Mientras que aquellos que solo desitanaron un 11% del total de calorías diarias al desayuno ganaron casi 1,5kg.

9. Beber café o té

La cafeína como estimulante del sistema nervioso central puede acelerar su metabolismo entre un 5 y un 8% quemando aproximadamente entre 98 y 174 calorías al día. Una taza de té puede elevar su metabolismo en un 12%, según un estudio japonés.

10. Luchas contra la grasa con fibra

Las investigaciones demuestran que con un poco de fibra puedes quemar hasta un 30% más la grasa. Los estudios muestran que aquellas personas que comen más fibra ganan menos peso con el tiempo. Se recomienda ingerir unos 25 gramos de fibra al día.

11. Comer alimentos ricos en hierro

El hierro es esencial para transportar el oxígeno necesario a los músculos para quemar la grasa. Marisco, carne magra, frijoles, cereales y espinacas son fuentes de hierro.

12. Obtener más vitamina D

Esta vitamina es esencial para preservar el tejido muscular. Salmón, atún, leche o huevos son alimentos ricos en vitamina D.

13. Beber leche

La deficiencia de calcio, común entre muchas mujeres, puede ralentizar tu metabolismo. La investigación demuestra que el consumo de calcio a través de productos lácteos, como la leche descremada y el yogur bajo en grasa, también puede reducir la absorción de grasa de otros productos.

14. Comer sandía

El aminoácido arginina, abundante en la sandía, ayuda a perder peso según el Journal of Nutrition. El estudio recomienda merendar durante todo el año sandía y otras fuentes de arginina, como mariscos, nueces y semillas.

15. Estar hidratado

La hidratación es crucial para perder peso. Todas las reacciones químicas de tu cuerpo, incluyendo el metabolismo, dependen del agua. Si estás deshidratado, es posible que quemes hasta un 2% menos de calorías, de acuerdo con investigadores de la Universidad de Utah. Es necesario beber alemnos entre 1,5l y 2l de agua al día.

Lo que se comenta en Facebook


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.